Aprobadas dos convocatorias de ayudas de un millón de euros para generar empleo rural en la provincia

Pleno de la Diputación de Salamanca durante la mañana de ayer./MARÍA M. SERNA
Pleno de la Diputación de Salamanca durante la mañana de ayer. / MARÍA M. SERNA

La moción recibió un apoyo unánime pero la oposición pidió más «autoexigencia» para controlar los resultados de los planes de trabajo

D. BAJO / WORDSALAMANCA

El pleno de la Diputación de Salamanca aprobó ayer por unanimidad dos propuestas para convocar subvenciones para promover el empleo y el autoempleo en la provincia. El montante total asciende a dos millones de euros para el periodo 2019-2021 y el objetivo último es crear puestos de trabajo para asentar población.

Las dos propuestas salieron adelante con los votos de todos los grupos políticos, pero no sin que antes los diputados de la oposición criticasen cómo gestiona La Salina estos proyectos. Desde las filas socialistas señalaron que no apreciaban «una incidencia especial» en la lucha contra la despoblación. También pidieron una evaluación de los planes de empleo y autoempleo respaldados por la Diputación para ver si efectivamente están cumpliendo con su cometido y reclamaron en última instancia que las citadas evaluaciones formen parte de la propia convocatoria y no se incluyan como un añadido. «Falta autoexigencia», apuntaron. Los socialistas quieren conocer «la incidencia real de los planes».

Los representantes de Ciudadanos coincidieron en este aspecto y pidieron a la Diputación los preceptivos informes de cómo han funcionado otras convocatorias y si han generado empleo. El diputado no adscrito Juan Francisco Bautista destacó que las convocatorias «son una buena idea» pero necesitan «más actividad» para cumplir con su cometido. Desde las filas populares quitaron hierro a las quejas y recordaron que las subvenciones ya exigen a las empresas que se empadronen en los municipios para poder optar a las ayudas.

Finalmente, los diputados votaron de forma unánime a favor de las dos líneas de ayudas.

En lo que concierne a inversiones, el pleno de La Salina también respaldó una propuesta de modificación de créditos para dotar a cultura con 12.000 euros extra y para invertir otros 375.000 en bienestar social, concretamente en la adquisición de bombas de aire acondicionado y camas sociosanitarias para la residencia asistida de la Diputación. Aunque el diputado de Centros Asistenciales, José María Sánchez, defendió la inversión porque facilitaría que los mayores atendidos en el hospital pudiesen rehabilitarse antes de volver a sus hogares, tanto desde PSOE como desde Cs criticaron la falta de previsión de la Diputación y los «parches» en el modelo de residencia. La propuesta salió adelante con el voto a favor del PP y la abstención de los demás grupos.

Rechazo a los IES

Peor suerte corrió una moción del PSOE para que la Diputación de Salamanca interceda ante la Junta para que ésta convierta los Institutos de

Educación Secundaria Obligatoria de La Alberca y Ledesma en sendos institutos de educación secundaria en los que se impartan materias de Bachillerato y Formación Profesional. Según la moción socialista, los alumnos que acaban 4º de ESO están abocados a dejar los estudios o a mudarse a Salamanca para continuar formándose, ya que no tienen opción de seguir estudiando en sus institutos ni hay un transporte escolar a otros centros de la provincia.

«Es un problema gravísimo. Hay ciudadanos de primera y de segunda», argumentaron los socialistas, quienes también señalaron que hay familias que se marchan «de forma prematura» a Salamanca para evitar este problema «insostenible». Cs les apoyó porque considera esta situación un «agravio comparativo» hacia las comarcas de Ledesma y La Alberca.

El PP replicó que estas decisiones competen a la Junta e invitó a los diputados a plantearle que estudie la posibilidad de los nuevos IES o que habilite un transporte escolar porque «los recursos no son infinitos». Los populares se mostraron dispuestos a pedir a la Junta que elabore un plan de viabilidad y que analice la idea de instalar buses escolares. El PSOE rechazó la idea del PP porque la Junta elaborará «un informe técnico, desde un despacho» y se escudará en que es «inviable» por los «costes». La moción socialista finalmente fue rechazada.