Aprendiendo en el medio rural

Participantes en el Campo de Trabajo Internacional de Monleras./WORD
Participantes en el Campo de Trabajo Internacional de Monleras. / WORD

El pueblo acoge un nuevo campo de trabajo internacional sobre bioconstrucción

M.J.G. / WORDMONLERAS

Una quincena de jóvenes de entre 18 y 23 años conviven, desde el pasado 17 de julio y hasta el próximo día 31, en un ambiente rural, donde a la vez aprenden diferentes técnicas sobre bioconstrucción, construcciones tradicionales ecoeficientes y dinamización rural; todo ello gracias a su participación en un nuevo Campo Internacional de Trabajo, que este año se está dedicando a la finalización de la construcción de una fragua tradicional.

Hay que señalar que, en esta edición, el campo de voluntariado cuenta en el apartado nacional con jóvenes de Valladolid, Palencia, Madrid, Murcia y Sevilla, mientras que en el internacional son jóvenes llegados desde Francia y Serbia.

Desde el Ayuntamiento de Monleras recuerdan que este campo de trabajo internacional es el que «cuenta con más largo recorrido en Castilla y León: más de quince años en los que ha acumulado experiencia, ha aquilatado un programa de actividades muy completo y variado, ha vinculado al proyecto a un equipo humano excepcional, ha generado infinidad de conexiones entre voluntarios procedentes de los países y regiones más dispares y ha interactuado con la población local de forma sorprendente y natural».

Y es que esta iniciativa ofrece a los que participan en ella un programa de actividades y experiencias muy variadas: «el trabajo en la construcción de espacios para actividades educativas en 'El territorio del juego', usando técnicas tradicionales y de bioconstrucción; la oportunidad de conocer de cerca la vida y la cultura rural; la participación en experiencias inolvidables de animación comunitaria con niños, jóvenes y personas mayores del pueblo; jornadas de convivencia, excursiones y paseos por la naturaleza, actuaciones culturales, eventos y encuentros comunitarios en los que sobre todo se pone corazón».

En este sentido no hay que olvidar que «Monleras es un pequeño pueblo abierto al mundo, un ejemplo vivo de que otro mundo rural es posible».

En esta ocasión, la actividad principal es la finalización de la construcción de una fragua tradicional en 'El territorio del juego', iniciada en el campo de trabajo de 2017. En los acabados se emplearán técnicas de bioconstrucción tradicionales: enfoscados de cal en los muros, enlanchado en el suelo, puertas y ventanas de hierro y madera, etc. Se restaurará igualmente un fuelle y otros artilugios antiguos para ponerla en funcionamiento con fines didácticos. Además se llevarán a cabo labores de mantenimiento de otras instalaciones y plazas del juego construidas en años anteriores.