'Anthropografías', una ventana abierta a la memoria gráfica de la provincia

De izda. a dcha., Javier Iglesias, David Mingo y Juan Francisco Blanco visitando la exposición ayer./M.J. GUTIÉRREZ
De izda. a dcha., Javier Iglesias, David Mingo y Juan Francisco Blanco visitando la exposición ayer. / M.J. GUTIÉRREZ

La exposición, que muestra parte del trabajo realizado por el Instituto de las Identidades en sus 10 años, estará abierta hasta el 6 de octubre

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZ / WORDSALAMANCA

La sala de exposiciones de La Salina acoge desde ayer, y hasta el próximo 6 de octubre, la muestra 'Anthropografías', que es una ventana abierta a la memoria gráfica de la provincia de Salamanca, resultado de parte del trabajo realizado por el Instituto de las Identidades (Ides) en sus diez años de vida.

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, acompañado del diputado de Cultura, David Mingo, y del director del Ides y comisario de la muestra, Juan Francisco Blanco, fue el encargado de inaugurar la exposición en un acto en el que destacó «el trabajo encomiable» y el esfuerzo realizado durante estos 10 años por el Ides dentro del Plan de Recuperación de Archivos Audiovisuales Familiares. «La exposición 'Anthropografías' recoge una serie de fotografías que son un homenaje a las señas de identidad de la provincia», afirmó, a la vez que recordó que la muestra es fruto de una «iniciativa pionera en España para poner a salvo los archivos gráficos particulares que las familias conservan en sus casas y que sufren un evidente riesgo de desaparición o deterioro».

Proyecto en el que ha sido esencial la participación de las familias y la colaboración de los ayuntamientos (hasta ahora 55), así como de las 730 personas que han dejado sus fotografías para que fueran digitalizadas, y que «han abierto las puertas de su casa» para permitir que se custodie este legado tan importante, «personas anónimas que han participado en este proyecto cultural que cada vez tiene más valor», afirmó Iglesias, quien apostilló que gracias a la confianza de esos depositantes se han digitalizado 16.858 fotografías, un «legado que ofrece a las generaciones futuras» información sobre las fiestas, las labores y oficios, las costumbres, la vestimenta y los espacios físicos de los municipios de la provincia, y permite «mantener viva la memoria de los antepasados, la vida de los pueblos y las señas de identidad de la provincia».

La exposición que ahora se puede ver en La Salina muestra un total de 200 fotografías, por lo que el presidente invitó a los salmantinos a «reconocer a sus antepasados, conocer cómo vivían, como vestían...» a través de una exposición que lleva «a vivir emociones y sentimientos que de otra forma no tendrían» porque se trata de una amplia galería fotográfica «cargada de nostalgia» que muestra «la labor del Ides en beneficio del patrimonio inmaterial salmantino».

Una exposición que «muestra rostros anónimos que son nuestros antepasados, calles de nuestros pueblos», que «nos ayuda a revivir nuestras fiestas y juegos tradicionales». En definitiva, una exposición que es «una mirada al pasado para recrear la vida salmantina del siglo pasado», concluyó Iglesias.

Juan Francisco Blanco ahondó más en el significado de esta iniciativa, no sin antes dar las gracias a la Diputación por el apoyo al Instituto de las Identidades y por su respaldo a este proyecto tan importante; y al diputado de Cultura por su cercanía y capacidad para percibir el valor de este proyecto.

«'Anthropografías' es un festival visual que nos permite sentir una sensación de embriaguez por la imposibilidad de absorber toda la información que ofrece», afirmó Blanco, a la vez que añadió que es «un mosaico de las identidades salmantinas formadas por esas fotografías a modo de teselas que muestran la vida tradicional salmantina». Por ello, la imagen del cartel de esta exposición es un gran mosaico formado por todas esas fotografías que a su vez muestran «una imagen de mujer» porque, afirmó, «la mujer es el eje del patrimonio inmaterial y de la tradición popular».

Así, de forma deliberada se rinde homenaje a la mujer, para poner en valor su papel en este proyecto, porque es la mujer la que conserva las fotografías de sus antepasados, «a las que hay que darle una dimensión y un valor documental».

Y es que, como destacó Juan Francisco Blanco, las fotografías -que no han sido retocadas- tienen un valor que «va más allá de su presencia física», un valor «documental», cada una de ellas muestra «una historia, tienen mil lecturas» y todas juntas forman un todo.

Teniendo en cuenta el valor documental de cada una de ellas, la exposición se divide en tres apartados: el primero compuesto por retratos, en los que se ve la indumentaria tradicional, tanto festiva como diaria. Y dentro de éste, hay una zona que recoge aquellas fotos que se enviaban a los emigrantes, y cuyos textos del reverso son de gran importancia para conocer aquella época. El segundo apartado sería el de las fiestas; y el tercero, la vida cotidiana, con los oficios y labores. Y al fondo de la exposición se pueden ver los paneles que el Ides realizada tras digitalizar las fotos de cada pueblo, los cuales forman parte de muestras permanentes en esos municipios para que sus vecinos conozcan que se hace con sus aportaciones.

Sobre la autoría de las fotografías, que es recogida también junto a cada imagen, el comisario de 'Anthropografías' señaló que hay una gran diversidad, ya que por un lado están las realizadas por los estudios fotográficos que había en Salamanca, Béjar y Ciudad Rodrigo; otras pertenecen a fotógrafos ambulantes, y otras a los aficionados a la fotografía que utilizaban las primeras cámaras que hubo. Y las fechas en las que se realizaron, la mayor parte de ellas son de 1900 hasta los años 60.

Para concluir, Juan Francisco Blanco señaló que la exposición es «una invitación a salvaguardar el archivo fotográfico» de las familias y que ha sido posible gracias al trabajo de María Fernanda Martín, Javier Valbuena y María Isabel Medina, entre otros. Y deseó a los visitantes que la disfruten y sepan ver «la importancia del patrimonio gráfico para reconstruir la historia de la provincia». Por ello, se han organizado visitas guiadas los días 5, 10 y 19 de septiembre y 1 y 4 de octubre.