Álvaro de Arriba cierra la temporada de 800 con un brillante triunfo en Padua

Álvaro de Ariba en su participación en el Europeo de Berlín/EFE
Álvaro de Ariba en su participación en el Europeo de Berlín / EFE

La falta de rivales en los metros finales hizo esteril su esfuerzo por rebajar su marca

EFEPADUA

El salmantino Álvaro de Arriba cerró la temporada con una victoria en la reunión de Padua (Italia), al imponerse este domingo en la final de los 800 metros con un tiempo de 1:45.47.

De Arriba, séptimo en los pasados Europeos de Berlín y oro en los Juegos Mediterráneos de Tarragona, no encontró rival en una prueba en la que el salmantino aventajó en casi un segundo a su más inmediato perseguidor, el estadounidense Erik Sowinski -1:46.35-

Una falta de competencia que impidió al atleta salmantino lograr el segundo objetivo con el que llegó a Padua, rebajar los 1:44.99 que ostenta como mejor marca personal desde el pasado 8 de junio.

La falta de rivales que apretaran en los metros finales al atleta charro hizo estéril el buen trabajo de su compatriota Guillermo Rojo, que lanzó la carrera durante los primeros 500 metros.

Esa será la distancia que le espera dentro de una semana en Newcastle: un 500, con el que cerrará definitivamente la temporada.

Igualmente notable fue la actuación de Samuel García, integrante del equipo español de 4x400 que se colgó la medalla de bronce en los pasados Europeos de Berlín, que concluyó tercero en la final de los 400 metros.

García, que firmó una marca de 46.26 segundos, no pudo con los italianos Davide Re, que se impuso con un tiempo de 45.63, y Matteo Galvan, segundo con un registro de 46.16 segundos.

Un puesto más abajo, en la cuarta plaza, concluyó su participación en la milla la también española Solange Pereira, que firmó un crono de 4:32.86.

Muy lejos de la ganadora, la etíope Genzebe Dibaba, que se impuso con una marca de 4:20.51 por delante de la australiana Linden Hall, segunda con un tiempo de 4:26.62, y la sueca Meraf Bahta, que arrebató por tan sólo cuatro centésimas -4:32.82- el último escalón del podio a la española.

Una prueba en la que la española Esther Guerrero, undécima en la final de los 1.500 de los pasados Europeos de Berlín, actuó como liebre de la etíope.

Fernando Carro, vigente subcampeón de Europa de los 3.000 obstáculos, concluyó con un tiempo de 3:52.62 en novena posición la final de los 1.500, en la que se impuso el keniano Justus Soget con un registro de 3:35.28.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos