Los alumnos del plan 'Corredor Verde II' limpian por primera vez el pinar de Valdelagua en Santa Marta

Alumnos del programa y repesentantes municipales. /WORD
Alumnos del programa y repesentantes municipales. / WORD

Esta intervención forma parte de un proyecto mayor, que engloba también a la urbanización Atyka y que abarca 28.000 metros cuadrados

REDACCIÓN / WORDSANTA MARTA DE TORMES

Los alumnos del programa 'Corredor Verde II' se encuentran estos días realizando trabajos de acondicionamiento del pinar que se encuentra en Valdelagua, junto al campo de futbol 7. Los trabajos de los diez integrantes del programa se centran en podar y limpiar el espacio de pinos situado al lado del campo de fútbol, una hilera de cedros, olmos y unos arbustos piracanta, a la par que se ejecutan trabajos de limpieza de procesionaria.

Asimismo también se han empezado a plantar en el talud del lateral de fútbol 7 de la zona de Valdelagua diversas especies aromáticas y escobas, aprovechando parte de los ejemplares producidos en el vivero municipal.

Plan global

Todas estas actuaciones puntuales se encuentran incluidas dentro de una intervención global denominada como 'Corredor Verde Atyka-Valdelagua' de unos 28.000 metros cuadrados en Valdelagua, a los que se unen las intervenciones ejecutadas en la parte de Átyka, donde se ha acondicionado un espacio canino y se ajardinará la rotonda, implantando riego, sembrando césped y plantando también otros ejemplares diversos, en una superficie de 9.000 metros cuadrados.

A este respecto en la parcela con forma alargada situada frente a la caseta de vestuarios, está previsto que próximamente se realicen unos parterres elevados con bordillos de madera, para ejecutar diversos tipos de macizos o rocallas. También esté previsto intervenir para introducir vegetación alrededor de la caseta de vestuarios en intento por mostrar un aspecto más amable en términos paisajísticos.

Como indica el primer edil, David Mingo, «en Átyka y Valdelagua contamos con un pulmón verde de cinco hectáreas que se encontraba en un estado de total abandono y que hoy gracias a la intervención municipal y de los chicos del Corredor Verde ha logrado poner en valor una zona de 37.000 metros cuadrados».

Con este proyecto «manifestamos el compromiso que ya mostráramos al inicio de la legislatura cuando dijimos que todos los vecinos, también los de las urbanizaciones, eran parte de nuestro municipio y que también teníamos proyectos para ellos. Así las cosas este programa por tanto tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los vecinos de Santa Marta de Tormes, incrementando el número de metros cuadrados de espacios verdes y también interconectar, en la medida de lo posible, los espacios existentes para que la localidad disponga de un gran cinturón verde, interconectado con los espacios verdes del centro del casco urbano».

 

Fotos

Vídeos