La alguacililla y su caballo prueban el estado de la plaza de toros

La alguacililla y algunas de las personas que presenciaron su prueba. /S.G.
La alguacililla y algunas de las personas que presenciaron su prueba. / S.G.

Patricia Zamarreño cumple cinco años desempeñando esta tarea en el coso y de este modo iguala a Gloria Martín

Silvia G. Rojo
SILVIA G. ROJOCIUDAD RODRIGO

Con la arena ya en la plaza, la primera persona que se encargó de comprobar el estado del ruedo de Ciudad Rodrigo fue la alguacililla, Patricia Zamarreño, que estos carnavales cumplirá cinco años desempeñando esta tarea.

Cada ‘jueves de compadres’ o de ‘casetas’, como dicen algunos, la asociación Amigos del Alguacilillo promueve la denominada prueba del caballo, y es Zamarreño la que varias veces trota con el caballo a lo largo de la plaza para que se vaya familiarizando con el terreno antes de que lleguen los días de fiesta.

La joven confiesa que ser alguacililla «es una de mis grandes ilusiones» y una vez que aprendió a montar a caballo, se decidió a dar el paso.

Mucha culpa de que a día de hoy esté ahí la tuvieron sus abuelos Ignacia y Felipe, «ellos son de la asociación y viendo que la anterior alguacililla dejaba el puesto libre, me animaron a que me presentara, algo que hicimos dos chicas pero en mi caso, sabía montar a caballo».

Asegura que lo que más la gusta es «el ambiente que se forma alrededor de la asociación cada tarde, el ánimo que me da la gente cuando entro en la plaza con mi caballo Romero y la ilusión y las ganas que le ponen para que salga bien».

Entre las anécdotas que atesora, que no son pocas, destaca dos: «Soy la alguacililla más joven que ha tenido la asociación y también la que más veces ha cogido la llave de los toriles que lanza el presidente desde el balcón del Ayuntamiento».

Recuerda, igualmente, que «una de las veces que fui a entregar las orejas a un novillero del Bolsín Taurino me preguntó que por dónde empezaba a dar la vuelta a la plaza».

La Asociación Amigos del Alguacilillo nació para dotar al coso de Ciudad Rodrigo de esta figura que no existía hasta el momento y hace ya 16 años que se institucionalizó esta presencia en la plaza.

Los alguacilillos, por una u otra cuestión, han ido cambiando a lo largo de los años y, en concreto, han sido cuatro los que han paseado por el coso mirobrigense.

En los inicios fue el conocido Pirolito el que hizo las veces durante cinco años y, posteriormente, por cuestiones de salud que le impedían continuar, tomó el testigo Angelín, que tan solo cumplió con este mandato durante un año.

A partir de ese momento, llegó el turno de las mujeres, la primera, Gloria Martín, que tras cinco años, dio paso a Patricia Zamarreño que en este 2018, igualará a su predecesora en lo que a temporadas se refiere.

Tras la celebración de la prueba, en la que no faltó la presencia de público, los miembros de este colectivo se dirigieron hacia la iglesia de San Agustín, en la calle San Juan, donde colocaron un pañuelo y un ramo de flores a la imagen del santo y rezaron una oración.

El primer día de festejo, mañana por la tarde, todos los miembros de la asociación y otros que se van sumando, entrarán en el coso acompañando a la alguacililla, que será la encargada de abrir plaza. El resto de los días, la entrada será protagonizada únicamente por la joven y su caballo.

El presidente de la asociación es Joaquín Sánchez ‘Tato’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos