Los afectados de lupus piden desde hace años la financiación del protector solar

Ana Sánchez y Marce González, junto a uno de los carteles del despacho de la asociación. /MANUEL LAYA
Ana Sánchez y Marce González, junto a uno de los carteles del despacho de la asociación. / MANUEL LAYA

La asociación salmantina insiste en que forman parte del tratamiento de su enfermedad y lo necesitan durante todos los días del año

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

Los síntomas del lupus en ocasiones se confunden con otras patologías que nada tienen que ver con este diagnóstico. Fue el caso de Ana Sánchez, la actual presidenta de la Asociación Salmantina de Lupus (Asalu), que con 34 años puso nombre a lo que le pasaba. «Perdí mucho peso, sentía debilidad muscular y me decían que tenía ansiedad, y con los problemas de la piel me dijeron que era alergia sol», relata. Pero no era nada de eso, su enfermedad era crónica y del sistema inmunológico, tiene dos variantes y puede sobrevenir de una manera agresiva, o molestar sin diagnosticar durante muchos años.

Esta asociación fue pionera en Castilla y León y se creó de la mano de Marce González, su presidenta durante 18 años y afectada por esta enfermedad. Ella misma reconoce que la puso en marcha para conocer a otra gente afectada:«Cuando recibí el diagnóstico siempre tuve el apoyo de mi familia pero me faltaba algo más, e incluso iba a la biblioteca para buscar más información de la enfermedad», recuerda.

Mañana sábado, esta asociación salmantina será la protagonista en la rifa del marrano de San Antón de La Alberca, al destinarse a sus fines la recaudación de la venta de papeletas. Desde Asalu muestran su agradecimiento al Ayuntamiento por ser elegida en esta ocasión, tras la solicitud de una socia afectada que vive en el municipio. Como apunta su presidenta, el dinero que reciban será empleado en parte para la compra de protectores solares para sus asociados. Los afectados de lupus tienen que protegerse del sol durante los 365 días del año como algo fundamental en su enfermedad, y como denuncian desde hace años, en Castilla y León no están financiados, a diferencias de otras comunidades autónomas como Galicia o el País Vasco, entre otras. «Este año hemos presentado un proyecto para la financiación de protectores solares en algunas entidades bancarias, y calculamos que al año se destina de 350 a 400 euros para este producto», argumenta la presidenta de Asalu, porque es algo que usan todos los días, «de pantalla total».

El gasto medio por persona en protectores es de unos 400 euros al año

Y además de no tener financiado la protección social vital para protegerse del sol, «del sistema sanitario también han quitado algunas cremas dermatológicas, de 50 euros, y que tenemos que costear los enfermos», añade Ana Sánchez. De hecho, a nivel de la Federación Nacional de Lupus, presentarán un proyecto global en el Congreso de Diputados para se financien los protectores solares por igual en toda España.

Esta asociación cuenta con un centenar de socios, además de Salamanca, de Ávila, Valladolid, Segovia y Zamora. Sobre todo son mujeres, porque el lupus afecta a nueve mujeres por cada un hombre, con edades comprendidas entre los 19 el más joven a 78 el mayor. Otra de la demanda de este colectivo está vinculado a las listas de espera sobre todo de consultas sucesivas, «porque cuando tenemos brotes no tenemos opción de que nos atiendan lo más pronto posible, no existe un protocolo específico que sería bastante útil».

 

Fotos

Vídeos