Fútbol - Segunda B

Dos acciones a balón parado fulminan al CD Guijuelo ante la Real Sociedad B (2-0)

Un lance del partido disputado ayer entre la Real Sociedad B y el CD Guijuelo. /PEDRO MARTÍNEZ / DIARIO VASCO
Un lance del partido disputado ayer entre la Real Sociedad B y el CD Guijuelo. / PEDRO MARTÍNEZ / DIARIO VASCO

El equipo de Ángel Sánchez, que se mostró ordenado atrás, aunque con algunos errores y al que le faltó determinación en ataque, tiene un duro trabajo por delante para parecerse al cuadro de la pasada campaña

DAVID SÁNCHEZ./ ADGSAN SEBASTIÁN

El Guijuelo enlazó su segunda derrota consecutiva tras caer ayer ante el Sanse en San Sebastián (2-0). El filial txuri-urdin, que durmió como líder -todavía no ha perdido en lo que va de Liga-, se impuso gracias a los goles de Roberto López, en el minuto 35, y de Zubimendi, en el 63. Dos acciones a balón parado terminaron con el conjunto charro, que tiene un duro trabajo por delante para parecerse al cuadro de la pasada campaña; el próximo sábado, frente al Alavés B, los pupilos de Ángel Sánchez tendrán otra oportunidad para sumar sus primeros puntos en casa. Adrián Cruz, expulsado en el tramo final, no podrá ser de la partida.

La primera parte dejó un juego cargado de excesivo mediocampismo. La lucha posicional por la medular apenas permitió ver ocasiones de gol. Empezó fuerte el cuadro chacinero, bien plantado en el césped e intentando encontrar la velocidad en ataque de Dieste y Pablo Espina. Este último fue el autor del remate con más peligro del Guijuelo en la primera parte, en el minuto 21, con un lanzamiento de falta que se marchó desviado por pocos centímetros de la meta de Ramírez. Y de la misma manera llegó el primer gol del Sanse. Un magistral golpeo desde la frontal del área de Roberto López con la pierna izquierda superó la barrera y, a pesar del intento del meta visitante Guillermo, el balón superó su estirada. El canterano realista, una de las grandes perlas de la cantera, sumó su tercer tanto en otros tantos duelos.

El equipo guijuelense acusó el gol. Dos minutos después, López gozó de otra falta similar en la que buscó sorprender al portero con un disparo raso que se estrelló en la barrera.

Sabedor el cuadro salmantino de que necesitaba dar un paso hacia adelante, desde los primeros compases del segundo acto buscó presionar la salida de balón del filial y pudo empatar tras un robo de Juanjo: el lateral murciano asistió a Cristobal Gil y, desde el interior del área, el centrocampista envió fuera un lanzamiento claro. Sin embargo, serían los pupilos de Xabi Alonso quienes moverían nuevamente el marcador gracias a Zubimendi, que mandó a la red un balón colgado sobre el área en el minuto 63 con un fantástico testarazo. La diana cortaba de raíz el buen momento del equipo visitante, que había mostrado una imagen muy diferente en el arranque del segundo tiempo.

Para colmo de males, una fea entrada de Adrián Cruz costó la tarjeta roja al mediocentro gallego, que causará baja por sanción en la cita del próximo sábado. La escuadra donostiarra, en superioridad numérica, supo dormir el choque en los últimos compases e impedir que su adversario se acercase al área. Pudo marcar el 3-0 en el minuto 88, pero Guillermo detuvo con el pie un mano a mano ante Ezkurdia. Antes, Bolaños, que sustituyó a Pepe Carmona, había protagonizado un tímido acercamiento al rematar desviado con la cabeza.