Unos 5.500 vecinos de Salamanca siguen creencias religiosas distintas al catolicismo

Imagen de una procesión de la Iglesia Ortodoxa Rumana de Salamanca. /WORD
Imagen de una procesión de la Iglesia Ortodoxa Rumana de Salamanca. / WORD

La cantidad ha aumentado en unas 700 personas en un año, según las estimaciones del CIS

DANIEL BAJO / WORDSALAMANCA

El Centro de Investigaciones Sociológicas se ha hecho famoso por sus estimaciones de voto y por las críticas y los halagos que despierta su metodología, pero el famoso CIS no sólo pregunta sobre esas cuestiones. También interroga sobre cuestionees más mundanas, como si la gente prefieren alquilar o comprar viviendas, qué debería hacer el Gobierno respecto a las 'okupaciones', el nivel de estudios, los ingresos mensuales o las creencias religiosas. Y en base a las respuestas se puede conocer mucho mejor la realidad cotidiana de capitales como Salamanca.

A bote pronto cualquiera diría que la nuestra es una ciudad católica romana a machamartillo, aunque esa afirmación tiene matices. Por historia, número de edificios religiosos, festividades y presencia social (bodas, sepelios, procesiones...), Salamanca es mayoritariamente católica, pero esa mayoría no significa uniformidad.

De acuerdo al barómetro de junio del CIS, las ciudades de entre 100.000 y 400.000 habitantes (Salamanca es una de ellas), tienen un 21,3% de católicos practicantes, mientras que el 46,9% de sus residentes se definen católicos no practicantes. El 11% se declara ateo, el 8,7% es agnóstico, el 7,4% se declara indiferente respecto al fenómeno religioso y el 3,8% es fiel a otras confesiones religiosas (islamismo, budismo, judaísmo, cristianismo protestante u ortodoxo...). Y el 0,9% restante no sabe o no contesta.

El 3,8% de los vecinos de ciudades medias profesan confesiones diferentes al catolicismo

Aplicar estos porcentajes a la población de Salamanca (143.978 vecinos, según el último padrón) revela que más de 98.000 vecinos son católicos (practicantes o no), que unos 12.500 son agnósticos, que en torno a 10.650 se declaran indiferentes y que otros 15.800 son ateos. Y, además, casi 5.500 son fieles de otras confesiones al margen del cristianismo romano.

¿Son muchos o pocos? Son unos 700 más que hace un año. El incremento porcentual roza el 14% en un año.

El barómetro del CIS de junio de 2018 calculaba que un 3,3% de los habitantes de las ciudades de tamaño medio, tipo Salamanca, profesaban otras confesiones. Ahora ese porcentaje ha subido hasta el 3,8%. La población de la ciudad, además, ha menguado ligeramente.

Estos datos corroboran que Salamanca es una ciudad sobre todo católica (aunque abunden los no practicantes), que más de la cuarta parte de los vecinos son ateos, agnósticos o simplemente ignoran la religión y que las confesiones no católicas cada vez tienen más peso en nuestro tejido social.

Confesiones

El CIS no pregunta qué creencias profesan los entrevistados no católicos, aunque hay otras instituciones oficiales que sí aportan pistas al respecto. Se trata del Observatorio del Pluralismo Religioso, dependiente del Ministerio de Justicia.

El Observatorio recopila los lugares de culto no católico de todas las provincias de España. Explica a qué confesión pertenece y en qué localidad de dicha provincia está situado. Los datos «proceden de tres fuentes: el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia (fecha de la última actualización: 01-12-2018), las investigaciones promovidas por la Fundación Pluralismo y Convivencia, y las solicitudes de inscripción, baja o modificación de datos comunicadas por los representantes de las comunidades religiosas», explica en su web.

La provincia tiene 36 templos de otras religiones, dos más que hace un año

Salamanca, según el Observatorio, dispone de 36 lugares de culto y 28 de ellos están en la capital. El resto se reparten por Ciudad Rodrigo (3), Santa Marta (2), Béjar (2) y Alba de Tormes (1). Haca un año, antes de la última actualización, eran 34. Los dos nuevos están en Salamanca capital.

También puede saberse qué culto religioso acoge cada uno de dichos templos. La gran mayoría (24 de los 38) están vinculados al cristianismo evangélico. Otros 4 pertenecen a los testigos de Jehová. Hay 3 mezquitas y los otros cinco lugares de culto restantes pertenecen a comunidades adventistas, budistas, mormonas, ortodoxas y anglicanas.

Con este reparto, no es descabellado aventurar que la mayoría de los 5.500 salmantinos que profesan cultos diferentes al catolicismo son evangélicos. La propia naturaleza de este movimiento hace imposible saber a qué rama concreta pertenecen. El Observatorio explica que «en la actualidad las iglesias que crecen de modo más notable son las pentecostales (y carismáticas), que aglutinan a más de un tercio de los evangélicos del mundo». Entre los cultos pentecostales , apunta el Observatorio, «las Asambleas de Dios y la Iglesia Filadelfia son los dos grupos con mayor presencia en España», especialmente entre la población gitana.