El Mercado Campesino de Miranda de Azán vuelve a alcanzar el éxito

Durante toda la jornada hubo un buen número de visitantes en el Mercado Campesino de Miranda de Azán./
Durante toda la jornada hubo un buen número de visitantes en el Mercado Campesino de Miranda de Azán.

Cientos de personas se acercaron hasta esta cita con el comercio tradicional que los transportó décadas atrás

ELENA GÓMEZ / WORDMIRANDA DE AZÁN

Miranda de Azán fue ayer un hervidero de gente durante toda la jornada gracias a una nueva celebración del Mercado Campesino, una cita más que consolidada con el comercio tradicional y de proximidad que en esta ocasión no solo ha logrado atraer hasta él a centenares de visitantes, sino que se ha superado en cuanto a número de estands, logrando la participación de más de 50 puestos de artesanos profesionales, asociaciones y entidades de distinta índole que pusieron a disposición de todos productos de primera calidad elaborados en las provincias de Salamanca y, también, de Zamora.

Y es que, como cada año, además de los artesanos más próximos, desde el Ayuntamiento de Miranda de Azán invitaron a participar en el mercado a representantes de una zona o comarca de los alrededores, siendo en esta ocasión de la comarca de Tierra del Vino los que se han acercado hasta este pueblo para mostrar la riqueza de sus productos.

Así, entre los estands se podían ver artesanías hechas en barro, en metal, en diferentes tejidos o en cuero, además de productos agroalimentarios como aceite, mieles, verduras, dulces, vino o legumbres, entre muchos otros productos.

Precisamente este último producto, las legumbres, han sido las protagonistas de esta edición al coincidir con el año internacional de las mismas y desde la organización han potenciado su presencia en la feria, con la inclusión de más estands dedicados a las mismas y con la celebración de un taller de cocina en el que este producto fue la estrella. Además, en la zona infantil dedicada al disfrute de los más pequeños con talleres, juegos y cuentacuentos, las legumbres también tuvieron un papel predominante.

El mejor estand

Si hay algo que caracteriza al Mercado Campesino de Miranda de Azán, además de la calidad de sus productos, es el ambiente que se crea durante la celebración del mismo. Yes que desde la organización cuidan mucho todos los detalles para hacer que, los visitantes, se sientan transportados en el tiempo, a la época en la que los mercados de los artesanos y agricultores de la zona eran habituales y se llenaban de compradores, puesto que eran donde los vecinos de los pueblos tenían que adquirir los productos para su vida diaria.

Así, todos los estands estaban decorados con objetos tradicionales, desde aperos hasta alpacas de paja, pasando por verduras y otro tipo de elementos, incluida la propia vestimenta de los vendedores. De hecho, se le da tanta importancia a este aspecto que en cada edición se organiza un concurso en el que la prensa de la zona elige al estand mejor caracterizado, que se lleva un premio metálico. Este año, por cuarta vez, la Asociación Cultural Virgen de Sacedón de Monterrubio de la Sierra, se hizo con el premio.