Un salmantino, mejor informático del año en Castilla y León

Corredera, en uno de los cursos formativos./
Corredera, en uno de los cursos formativos.

El fundador y codirector de la empresa salmantina FLAG Solutions, Luis Enrique Corredera, recibirá el premio ‘i3’ que entrega los profesionales

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El sector de la tecnología y la innovación salmantina está de enhorabuena. El fundador y codirector ejecutivo de la empresa charra FLAG Solutions, Luis Enrique Corredera de Colsa, ha sido reconocido por el Colegio de Ingenieros en Informática de Castilla y León como el ingeniero informático del año y, por tanto, merecedor del premio i3. Este galardón está destinado a aquel profesional del sector que, por su trayectoria en el último año o por su trayectoria profesional anterior, se distinga como insignia y referencia dentro del colectivo de Ingenieros en Informática de Castilla y León.

Corredera (Salamanca, 1979), es Ingeniero en Informática por la Universidad de Pontificia de Salamanca y Doctor en Ingeniería del Software por la misma Universidad. Su principal actividad es la de CEO (Director General) de FLAG Solutions, empresa que fundó en el año 2004 y que, en la actualidad, tiene en marcha diversos proyectos de índole tecnológica e innovación.

En FLAG Solutions, Luis Enrique Corredera de Colsa desarrolla las funciones de dirección empresarial y técnica, en el ámbito de la ingeniería del software y la seguridad informática. Adicionalmente es profesor de diferentes máster en diversas Universidades del país, conferenciante habitual en temas relacionados con la ingeniería del software y la seguridad informática y autor de numerosos artículos de tipo técnico.

El Colegio de Ingenieros Informáticos de Castilla y León, en la argumentación para otorgar el premio i3 en su edición de 2016, califica a Corredera de Colsa como «uno de losmás prestigiosos peritos informáticos del país, especializado principalmente en temas relacionados seguridad informática».

Corredera se ha mostrado «tremendamente agradecido a los compañeros del Colegio y al jurado por el premio. A pesar de no tener dotación económica de ninguna clase, tanto a mi empresa como a mí mismo, nos reafirma en nuestra línea de trabajo reciente como la adecuada y nos anima a continuar trabajando, para ser una referencia en los campos del peritaje informático y la certificación electrónica, áreas en las que hay todavía un largo camino por recorrer, en este país».