La Generalitat de Cataluña devuelve al Archivo de Salamanca los documentos "bandera" de la demanda judicial

El presidente de la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca, Policarpo Sánchez, abraza a Guillermo Suils, tras informar sobre las novedades del proceso judicial abierto contra la Generalitat de Cataluña por la devolución de documentos al Archivo de la Guerra Civil/
El presidente de la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca, Policarpo Sánchez, abraza a Guillermo Suils, tras informar sobre las novedades del proceso judicial abierto contra la Generalitat de Cataluña por la devolución de documentos al Archivo de la Guerra Civil

ICALsalamanca

La Asociación Salvar el Archivo de Salamanca celebra que la Generalitat de Cataluña haya devuelto al Archivo General de la Guerra Civil los "documentos bandera" que demuestran que se incumplió la ley, aseguró en rueda de prensa esta mañana el presidente de la asociación, Policarpo Sánchez, que a pesar de todo explicó que la denuncia interpuesta contra el Gobierno catalán continuará su curso.

Los documentos que ya han sido devueltos corresponden a la familia Suils y a las actividades del Partido Socialista Obrero Español en Asturias. Ambos son "ejemplos flagrantes" de incumplimiento de la ley, ya que en el caso de Guillermo Suils jamás llegó a pisar suelo catalán y los papeles del PSOE asturiano fueron identificados erróneamente como del partido socialista en Sabadell.

Para Sánchez, estos han sido los papeles "más mediáticos" que conforman el cuerpo de la denuncia interpuesta por la asociación a la Generalitat. Por este motivo, considera que se trata de la devolución "más emblemática" de las realizadas hasta la fecha. Sin embargo, denuncia que el retorno de los escritos se ha llevado a cabo con "oscurantismo" y que, aunque han regresado al archivo, se encuentran en la cámara de seguridad en vez de en su verdadero lugar de origen.

A pesar de todo, desde la Asociación celebran la "victoria" alcanzada gracias a la presión social, política y judicial a la que se ha visto sometido el Gobierno catalán. Policarpo Sánchez mantiene que este movimiento de la Generalitat persigue que retiren la denuncia pero asegura que estos dos casos "son solo gotas de agua en un océano de documentos que mantienen de forma ilegal".

Por ello, se compromete a llevar la causa "hasta las últimas consecuencias". Y es que estiman que Cataluña alberga aún más de 400.000 documentos pertenecientes al Archivo salmantino, aunque al no existir una relación pormenorizada de los papeles que se trasladaron, es difícil saber el número de escritos que permanecen en dicha comunidad. Así, mantienen que hay familias afectadas de hasta 23 provincias españolas "que tienen el mismo derecho a que se cumpla la ley".

La sentencia puede tardar en llegar, de manera que desde la asociación van a intentar agilizar los trámites en una próxima reunión con Jùsep Boya, director general de Archivos, Bibliotecas, Museos y Patrimonio de la Generalitat de Cataluña. El encuentro tendrá lugar el nueve de junio y en él Sánchez pedirá que devuelvan toda la documentación relacionada con particulares no catalanes. Confía en obtener una respuesta favorable del Gobierno catalán aunque reconoce que habrá que esperar a la sentencia judicial para que regresen al Archivo General de la Guerra Civil aquellos documentos que la Generalitat entregó a un tercero, ya que en estos casos cometió "fraude de ley" al entregarlos a organizaciones que no eran las verdaderas propietarias.

Algunos ejemplos son los 1.519 documentos del Centro Asturiano de Cataluña o los 68.522 entregados al CADCI. "Estos casos son un delito y por eso lo esconden y lo niegan" asegura Sánchez.