Salvar el Archivo llega a Barcelona para exigir al Govern catalán 400.000 documentos

Policarpo Sánchez y José Luis Ingelmo, el día que entregaron 30.000 firmas en la sede de la Generalitat en Madrid. /
Policarpo Sánchez y José Luis Ingelmo, el día que entregaron 30.000 firmas en la sede de la Generalitat en Madrid.

La asociación, que asegura que han expirado los plazos, entregará 32.000 firmas este viernes en la Generalitat

REDACCIÓN / WORDBARCELONA

La Asociación Salvar el Archivo de Salamanca reclamó ayer desde Barcelona, donde este viernes se concentra frente a la generalitat, que el gobierno catalán devuelva 400.000 documentos que mantiene de forma indebida e «ilegal» en su poder tras ser enviados por error o en nombre de entidades que ya no existen.

El presidente de la entidad, Policarpo Sánchez, entregará este viernes 32.000 firmas para pedir la devolución de documentos de familias, entidades y partidos de 23 provincias españolas que «no tienen nada que ver con la memoria histórica catalana». En el origen del problema, ha situado un acuerdo político y no técnico en lugar de buscar un «acto de justicia», argumentó Sánchez, que apuntó que los errores se remontan a enero de 2006, que es cuando tuvo lugar la primera transferencia de papeles.

Además de traslados por error, también citó ejemplos de documentos de entidades que ya no existen como la desaparecida Asociación de Amigos de la Unión Soviética: «Por mucho tiempo que busquen no los van a encontrar. Han expirado los plazos para devolver esos documentos». En este caso, insiste en que se cumpla la ley y el fallo del Constitucional de enero de 2013, y que este documento vuelva al Archivo de Salamanca, y explicó haber detectado un caso de «fraude de ley» al entregarse al centro regional asturiano de Barcelona papeles pertenecientes al PSOE de Asturias.

Esta acción «ha ocasionado daño y dolor a 200 familias de toda España», declaró ayer Sánchez, que ha localizado a al menos este número de familias -que no descarta que sean más-, y que ha llegado a la cifra de 400.000 documentos fruto de una estimación suya. La estimación es la tercera parte de los entre 1.100.000 y 1.500.000 trasladados a la Generalitat, según Sánchez, que solicita «que nadie vea una postura anticatalanista» en sus demandas, que solo piden que se cumpla la ley y el Estado de derecho, según aseguró.

Puso ayer también el ejemplo de un certificado de trabajo de Guillermo Suils, relojero de la plaza del Sol, que nunca pasó por Catalunya, y cuyo documento se encuentra en el archivo catalán, ante lo que su hijo -con el mismo nombre- pide que éste sea retornado al Archivo de Salamanca.

Concentración

«Yo no he venido a reclamarle los papeles catalanes a la Generalitat, sino a pedirle que cumpla ley y devuelva toda esa documentación mantenida indebidamente en su poder», subrayó Sánchez, que este viernes ha convocado una concentración en Barcelona.

«Detrás de esos papeles hay vida, historias desgarradoras, y esto ha ocasionado dolor y sufrimiento a familias de toda España. Pedimos que todos esos documentos trasladados por error sean devueltos al archivo de donde no tendrían que haber salido», insistió Sánchez, que apuntó además que ha sido la inacción del Gobierno central la que le ha llevado a tomar cartas en el asunto.

«Esto es una prueba más de la chapuza con la que se hizo todo el proceso de transferencia», subrayó el líder de la asociación, quien lamentó la falta de transparencia en todo el procedimiento. Para esta exigencia, cuenta con el apoyo de PSOE de Salamanca, PP de Salamanca, Unidad Regionalista de Castilla y León, UpyD, Izquierda Unida de Salamanca, Foro Asturias, Círculo Cívico Valenciano, Vox Salamanca y Podemos.