Claves para respetar la dignidad de las personas por medio del buen trato

Los policías locales Abelardo Periáñez y Pedro Antonio Sancho intervienen en las jornadas. /
Los policías locales Abelardo Periáñez y Pedro Antonio Sancho intervienen en las jornadas.

Atenzia avanza en su línea de responsabilidad social a través de unas jornadas centradas en adaptarse «a las preferencias de la persona que es atendida»

JORGE HOLGUERA ILLERA

La dignidad de cualquier persona, sea cual sea su estado o situación es un criterio muy importante a respetar. Este dictado es muy conocido por quienes trabajan en la ayuda a otras personas.

El maltrato y el buen trato fueron dos líneas que marcaron las Jornadas Caminamos hacia el Buen Trato, celebradas ayer por iniciativa de Atenzia, a través de su sección de responsabilidad social corporativa. La presentación de estas jornadas por parte de Cristina Klimowitz, concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades del Ayuntamiento de Salamanca, dio paso a diferentes ponencias muy sugerentes para aquellas personas que trabajan en servicios de atención a domicilio y profesionales de la medicina.

Abelardo Periáñez, inspector de la Policía Local de Salamanca, responsable de la Unidad 3MMM especializada en combatir el maltrato hacia menores, mujeres y mayores intervino acompañado del oficial Pedro Antonio Sancho con el objetivo de dar a conocer herramientas para detectarlo. También con el fin de ver cómo trabajar y cómo pueden derivar esos casos «cuando los tenemos», manifestó Victoria de la Orden Acevedo, directora territorial de la Delegación Oeste de Atenzia, servicios de teleasistencia.

Posteriormente tomó la palabra Rosa Gómez, diplomada en Trabajo Social por la Universidad de Cádiz y Grado en Trabajo Social por la Universidad Internacional de La Rioja, para explicar al auditorio la Intervención social ante el riesgo y el maltrato en personas mayores.

En esta jornada, por un lado, se encargaron de «testar el maltrato» y, por el otro, de abordar «cómo intervenir y paliar sus consecuencias lo más rápido posible».

Una pincelada positiva

Con la intención de «dar una pincelada positiva» terminaron la jornada haciendo alusión al «buen trato», según explicó para estas líneas Victoria de la Orden. Pues en su opinión «hacer unos servicios que estén centrados en la persona es lo que puede ayudarnos» a fomentar esta forma correcta de atender a los pacientes. Este es parte del argumentario de la última ponencia, que corrió a cargo de Victoria de la Orden, quien se tuvo la misión de comunicar «que existe un nuevo modelo de prestar servicio que va más allá de satisfacer las necesidades, porque prima el derecho a la dignidad de las personas, hasta el último de sus días», dijo. Para ello añadió como imprescindible la existencia de un «control y la capacidad de decidir cómo quieren ser tratados».

«Existen estrategias para trabajar mejor con las personas mayores y dependientes», esta fue otra de las claves de la jornada realizada ayer, según Victoria de la Orden.

Entre el público asistente se encontraban profesionales sanitarios, psicólogos, educadores y otras personas que trabajan en Salamanca con personas mayores o dependientes. Precisamente este modelo de asistencia «basado en la persona» es en el que se asienta el servicio de teleasistencia que Atenzia presta en Salamanca a través del convenio que mantiene con el Ayuntamiento.

En una evolución constante, la prestación de este servicio «ha ido cambiando hacia esta forma centrado en las preferencias de las personas y el conocimiento cada vez mayor de las personas mayores de Salamanca». Precisamente este amoldamiento a las peculiaridades de los usuarios de esta ciudad ha sido una meta perseguida por esta empresa, que tiene delegaciones en toda España. En esta ciudad el servicio de teleasistencia de Atenzia atendió a 1.600 personas en 2015. Cuenta con nueve empleados de atención directa y además tiene un centro para la atención de las llamadas en el que trabajan más de 90 personas.

 

Fotos

Vídeos