Santa Teresa se une al homenaje a Unamuno

La celebración de este año contó como novedad con una representación dramática de un encuentro místico entre Unamuno y Santa Teresa

Manuel Blázquez y Cristina Redondo en su interpretación de Unamuno y Santa Teresa de Jesús./
Manuel Blázquez y Cristina Redondo en su interpretación de Unamuno y Santa Teresa de Jesús.
REDACCIÓN / WORDsalamanca

Salamanca celebró hoy su tradicional homenaje a la figura del ex rector de la Universidad de Salamanca, Miguel de Unamuno, en el 79 aniversario de su muerte con una ofrenda floral y una representación teatral de un encuentro entre Santa Teresa de Jesús y el propio pensador, organizada por la Asociación de Amigos de Unamuno.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, destacó que hay que recordar "ese mensaje de Unamuno que siempre defendió la unidad de España desde el reconocimiento a las tradiciones culturales, a las peculiaridades y a la diversidad de las lenguas". Además, quiso aprovechar el acto para reseñar la faceta espiritual y religiosa de Unamuno y reconocer el trabajo de todos los que colaboran en que el acto salga adelante.

Y es que, en esta ocasión, fue el prior de los Dominicos de Salamanca, Ricardo de Luis Carballada, quién, coincidiendo con el VIII centenario de la creación de la Orden, acompañó al alcalde de la ciudad en la ofrenda floral a los pies de la estatua que recuerda al pensador en la calle Bordadores, informa Ical. El padre de la orden recordó que Unamuno estuvo vinculado al convento después de la crisis que vivió en el año 1897, cuando su vida y pensamiento dio un vuelco. "Paso una noche de angustia y se refugió en el convento de San Esteban, donde estuvo tres días reflexionando y orando. Desde entonces lo visitaba con frecuencia y debatía sus ideas con los padres de la congregación".

También quiso señalar que el lema de Miguel de Unamuno 'Antes la verdad que la paz' puede sonar a provocación, sobre todo en estos tiempos, pero que es muy interesante y coincide también con el lema de la Orden de Predicadores de los Dominicos.

A este respecto, Mañueco también destacó que los Dominicos llevan casi ocho siglos asentados en Salamanca, casi tanto como la Universidad cuyo octavo centenario se cumplirá en 2018. Después de casi ocho siglos de diálogo con la ciudad, el alcalde apuntó que las personas de Salamanca entienden que no sólo el convento de San Esteban, sino también la propia Orden de los Dominicos son "parte de nuestro patrimonio material e inmaterial".

Representación

Por primera vez en este ya tradicional homenaje se pudo disfrutar de una dramatización escrita por Francisco Blanco, presidente de la Asociación de Amigos de Unamuno y que representó un encuentro entre Unamuno y Santa Teresa. "La obra simboliza un acercamiento místico, ideológico y vital entre Unamuno y la religiosa ya que que hoy se cierra el quinto centenario de la santa y hay muchos vínculos y alguna discrepancia en sus pensamientos", apuntó.

Esta dramatización fue dirigida por Pablo Málaga e interpretada por Manuel Blázquez y Cristina Redondo. Una vez concluida la actuación, el alcalde de Salamanca, acompañado del prior de los Dominicos, realizó la tradicional ofrenda floral junto a la estatua de Miguel de Unamuno en la capital salmantina.

Asimismo, en el acto también participó la Banda Municipal de Música de Salamanca que interpretó entre otras piezas, 'Ronda de Castilla' de Ricardo Dorado, 'De Atxuri al Arenal' temas populares vascos con arreglos de Inaki Urkzu, 'Véante mis ojos' de J.I. Cotobal, el Himno Nacional durante la Ofrenda floral y 'Maite', de Pablo Sorozábal.