«Nacimos para presentar el Evangelio a través de la razón»

Ricardo Luis Carballada, prior de la comunidad de Dominicos de Salamanca. /
Ricardo Luis Carballada, prior de la comunidad de Dominicos de Salamanca.

JORGE HOLGUERA ILLERA

El sábado de la semana pasada se abrió en Madrid el Jubileo del 800 aniversario de la Orden de los Predicadores y hoy, a las 13 horas, se celebra la apertura de este centenario en la Iglesia de San Esteban de Salamanca con una eucaristía presidida por monseñor Carlos López, obispo de la Diócesis de Salamanca. En 1216 el Papa Honorio III firma la bula por la que aprueba la Orden. Los Dominicos ya estaban en Salamanca al menos en el año 1224 debido a su universidad ya que Santo Domingo de Guzmán fundó esta orden con la «tarea de anunciar el mensaje de Jesús al mundo, en una actitud de sencillez y pobreza, sostenido por los argumentos de la razón, por el estudio». Así lo explica Ricardo Luis Carballada en la siguiente entrevista, donde anota que Salamanca fue una de las primeras ciudades donde se establecieron los dominicos junto a «París, Oxford y Bolonia», todas ellas ciudades europeas con las universidades más antiguas. Luis Carballada es leonés de nacimiento, se ordenó en el año 1981 como Dominico, lleva nueve años en Salamanca y dos como prior de la comunidad de Dominicos de San Esteban.

¿Qué conmemoran los Dominicos?

Celebramos 800 años del nacimiento de la Orden. Exactamente celebramos 800 años desde que el Papa Honorio III firmara en 1216 una bula por la cual se aprobaba esta orden religiosa. Celebramos 800 años de vida, 800 años de historia.

El Jubileo 800, 1216-2016, de la Orden de los Predicadores se abrió en Madrid el 7 de noviembre y concluye el 21 de enero de 2017. ¿Porque se eligen esas fechas?

El 7 de noviembre es la festividad de Todos Los santos de la Orden. El 1 la Iglesia Católica celebra Todos los Santos y dentro de la Iglesia, algunas ordenes o congregaciones tenemos nuestra festividad de Todos los Santos. Termina el 21 de enero de 2017 porque la fecha del aniversario es el 22 de diciembre, en 1216 es cuando el Papa Honorio III firma esa bula. El jubileo se prolonga un poco más porque hay actividades.

¿Qué son los Dominicos?

Somos una familia religiosa fundada por el santo español, Santo Domingo de Guzmán, con la tarea de anunciar el mensaje de Jesús al mundo en una actitud de sencillez y pobreza, sostenido por los argumentos de la razón a través del estudio.

¿En qué se distinguen de otras órdenes religiosas?

Lo más llamativo es nuestra tarea. Nosotros nacimos para presentar el Evangelio, el mensaje de Jesús, en un momento en el que en el sur de Francia había un conflicto muy serio, además con derivaciones políticas. Santo Domingo de Guzmán vio que había que restablecer el orden, no por la fuerza sino mediante argumentación, por eso formó un grupo de predicadores que presentaran el mensaje del Evangelio, sostenido y apoyado por la fuerza de la palabra, la razón y el argumento. Por eso a los Dominicos siempre nos ha caracterizado la actividad de la predicación y del estudio, para que la predicación fuera una predicación fundamentada, razonada y comprensible. Este es un primer rasgo. En un segundo lugar nos caracteriza mucho la vida comunitaria. Para nosotros es muy importante la fraternidad. Pensamos que Jesucristo viene a instaurar la unidad de todo género humano. Vivir la fraternidad es vivir personas de distintas procedencias, de distintas maneras de ver las cosas, de diferentes maneras de pensar, a veces de distinta sensibilidad, pero intentando vivir unidos, vivir entendiéndonos;apoyándonos en la fraternidad. También es muy característico, en la Orden, el estilo democrático de Gobierno. No es porque ahora esté de moda la democracia sino porque Santo Domingo de Guzmán vivió en la Castilla de la Edad Media y los primeros parlamentos surgen en esa época, también los gremios medievales...

¿Cuál es el papel o misión de los Dominicos hoy?

Es el mismo que había al inicio de la orden, es presentar la palabra de Dios, la buena noticia de Jesús, pero lo que pasa es que hay que presentarlo teniendo en cuenta que hoy vivimos en un mundo globalizado, en un mundo muy complejo, en el que los lenguajes son muy diferentes. Tendremos que adaptar ese mensaje de Jesús a las condiciones actuales del mundo.

¿Cuál es la presencia actual de los Dominicos en Salamanca?

En Salamanca tenemos tres presencias. En primer lugar está el convento de San Esteban, que es donde vivimos la mayoría de los Dominicos (28). Formamos una comunidad grande en un edificio histórico. Aquí tenemos también una facultad de Teología y muchos de los miembros de la comunidad nos dedicamos a labores que tienen que ver con el estudio, con la investigación, también con la predicación. También tenemos la labor pastoral en la iglesia de San Esteban. De la iglesia de San Esteban depende el Santuario de la Peña de Francia, donde uno de la comunidad está permanente y otras personas del convento vamos a apoyarle y ayudarle en su trabajo. En tercer lugar, la comunidad de Las Villas (3) que es una comunidad de Dominicos que trabajan en el ámbito rural y atienden cuatro pueblos. Junto a ello hay que mencionar también las Dominicas. Hay un convento de Dominicas contemplativas y dos comunidades de religiosas Dominicas que tienen dos residencias universitarias: Santa Inés y Santa Rosa. También hayy una fraternidad laical.

¿Cuál es la presencia de los Dominicos en el mundo?

Estamos presentes en todo el mundo y valoramos mucho a nivel de Orden, la presencia en Internet.

¿Es fácil hoy ser Dominico?

Para los que nos sentimos llamados a esta vocación es fácil y una fuente de felicidad y alegría. Tiene las dificultades propias de todo estilo de vida, el vivir en cierta medida tiene un aspecto de dificultad, estés donde estés. Si realmente estas llamado a este tipo de vida es más grande la pasión, la intensidad que sientes que las dificultades.

¿Qué se requiere para ser Dominico?

No todo el mundo vale, en primer lugar haber percibido que Dios te ha llamado para este estilo de vida, vocación. Es muy importante personas que sepan convivir, con hábitos de comunicación, saber encontrarte y relacionarte con otro, también personas que tengan cierta inquietud intelectual. Parte de nuestro carisma es el estudio. Tienen que ser personas que les guste estudiar y transmitir el Evangelio a los demás.

Hoy pocos optan por ser Dominicos ¿porque?

En primer lugar porque en Occidente hay una crisis religiosa muy profunda que afecta a toda la Iglesia. No hay dominicos, pero tampoco hay vocaciones para otras congregaciones religiosas. Por otro lado, hay pocos porque no se conoce nuestra vida. Si más personas conocieran realmente lo que es la vida en un convento, la vida de Dominico, dirían: «esto es una fuente de alegría, de realización, de sentido». Creo que hay una imagen de lo que es la vida religiosa que no corresponde con la realidad. Es una vida llena de sentido y de posibilidades.

Los Dominicos no siempre llevan hábito. ¿Qué significa esa prenda y en qué momentos han de llevarla?

El hábito es el signo de lo que tenemos que ser en nuestro interior, es la presencia externa de lo que vivimos en nuestro interior, es también un signo de nuestra identidad, de nuestra condición de religiosos y de Dominicos. Nos ponemos el hábito cuando es importante que se nos reconozca como lo que somos, como Dominicos.

¿Desde cuándo llevan los Dominicos en Salamanca?

Estamos en Salamanca al menos desde el año 1224. Santo Domingo envió a los primeros Dominicos a las ciudades universitarias de la época, a París, Oxford, Bolonia y Salamanca.

Dominicos en Salamanca. ¿Qué acontecimientos relevantes destacaría?

La llegada de los Dominicos a Salamanca pensamos que fue en 1224. Su traslado al actual convento el 6 de noviembre de 1256 debido a que una riada del Tormes se llevó el antiguo convento adosado a la iglesia de San Juan el Blanco. La actual iglesia de San Esteban se empezó a construir en 1524 y se terminó en 1610, que es cuando se inaugura. Otro acontecimiento relevante fue la Escuela de Salamanca, que pone los fundamentos y los inicios de la ciencia moderna y de la economía moderna y de la física modernas, dentro de ella destacaría a Domingo de Soto porque se adelantó a las teorías de Galileo. Otro momento es la exclaustración en 1835 y tras ella, el retorno de los frailes en 1890.

¿Personajes importantes?

Diego de Deza, que fue el capellán de la Reina Isabel y gracias a él, Colón entró en contacto con los Reyes Católicos. El cardenal Juan Alvarez de Toledo, hijo del segundo Duque de Alba y que promovió la construcción de la actual iglesia. Francisco de Vitoria, Domingo de Soto, Bartolomé de Medina, Tomas de Mercado (Escuela de Salamanca). Luego también en el siglo XX habría que hablar del Padre Arintero, Beltrán de Heredia, Santiago Ramírez, Guillermo Fraile. Y más reciente, una personas a la que recordamos en el convento con gran cariño, fue José Luis Espinel.

¿Qué van a hacer en Salamanca con motivo del centenario?

Estamos preparando un calendario de actividades que aun no está cerrado. Hoy es la misa de apertura del centenario que va a estar presidida por el obispo, vamos a inaugurar una capilla que va a estar presidida por los seis mártires del convento. Dos fueron asesinados en Asia y cuatro fueron mártires durante la Guerra Civil. Juan Martínez Cid (Juan de Santo Domingo) (1619), Alfonso de Mena Navarrete (1622), ambos misioneros muertos en Japón, Raimundo Castaño González, José María García Solis, Vidal Luis Gómara, José María Palacio Montes. Los últimos asesinados en la Guerra Civil (1936). Todos eran frailes del convento, hijos del convento, salvo Solis, que aunque fue prior en Salamanca, ya estaba de administrador de la Provincia en Madrid. Es también una manera de decir que las personas son las que han dado la fuerza a la Orden. Vamos a hacer una exposición iconografía de Santo Domingo de Guzmán y un programa de conciertos junto con la Fundación Municipal de Cultura y un ciclo de conferencias. También habrá alguna exposición mas. Con la Diócesis va haber unas jornadas de formación con sacerdotes de la Diócesis en Caleruega. Luego ya queremos tener restaurado el claustro de Colón al inicio del centenario, con sus paredes saneadas, iluminación nueva y suelo restaurado.

 

Fotos

Vídeos