Adecocir traza cinco líneas para su estrategia de desarrollo local

Representantes de la Junta directiva de Adecocir./
Representantes de la Junta directiva de Adecocir.

SILVIA G. ROJO

El grupo de acción local de la comarca de Ciudad Rodrigo, Adecocir, ha dado a conocer las líneas de lo que será su estrategia de desarrollo rural hasta el año 2020 y que se asienta en cinco puntos de actuación.

Dentro del denominado Programa de Desarrollo Rural (PDR) se establece en la medida 19, el denominado programa Leader que es el que, desde hace más de 20 años, llevan ejecutando estos grupos de acción local que a lo largo de los últimos años, también han sufrido los recortes correspondientes.

Adecocir ha denominado su programa Ciudad Rodrigo un territorio de esperanza y futuro y según reconoce el técnico de la asociación, Juan Luis Cepa, es verdad que la situación es un poco deprimente, y que el envejecimiento y la despoblación son cuestiones muy graves pero sí tenemos muchas esperanzas porque hay muchas potencialidades que se pueden aprovechar».

En este sentido, en sus cinco líneas de actuación, destaca el aprovechamiento y la gestión de los recursos forestales, como la dehesa, los pinares de la parte sur o las arribes del Águeda.

La propia Universidad de Salamanca, a través del departamento de Geografía e Historia, elaboró un trabajo para este grupo de acción local en el que se hacía una radiografía de la comarca y un análisis de esas potencialidades para, a partir de ahí, trazar un plan de acción.

De manera previa a lo que ha sido el programa que se ha presentado de manera definitiva, se han desarrollado mesas temáticas y una serie de encuestas para concienciar a la población.

La segunda de las líneas se podría resumir en: Integración de los valores patrimoniales y arqueológicos y en este apartado, plantean hacer un inventario de todos los inmuebles públicos en desuso.

En tercer lugar, estaría el fomento del tejido empresarial y el aprovechamiento de las potencialidades locales, con los que quieran ayudar, por ejemplo, a las empresas de agroalimentación, siempre poniendo en valor la rentabilidad económica y social.

En otro de los apartados, se buscarán alternativas logísticas y de cohesión territorial en ambos territorios de la raya es decir, a un lado y otro de la frontera hispanolusa para lo que se plantean «mejorar las relaciones en los pueblos fronterizos», comenta Juan Luis Cepa.

La última de las líneas de actuación de la estrategia de desarrollo local de Adecocir se basa en la calidad de vida y en la cohesión social, con el apoyo a servicios de proximidad.

En total, se calcula que la inversión realizada en todo este programa, ronde los 10,9 millones de euros, si se tiene en cuenta la cantidad que han solicitados, 3,5 millones de euros; los 479.000 euros de los convenios que llevan firmados con la Diputación de Salamanca y los siete millones de euros de iniciativa privada.

Cepa apunta que «en los tres programas que ha participado Adecocir, hemos agotado todos los fondos y en todos los controles, en los cinco años posteriores, nunca ha habido ningún fallo».

Por último, se muestran «esperanzados» de que haya un buen número de proyectos que puedan desarrollarse en la comarca de Ciudad Rodrigo.

En este nuevo marco entrará en funcionamiento la regla n+3, que sustituye a la actual n+2, es decir, aunque el programa termine en 2020, habrá tres años más para terminar de hacer los pagos, algo que según Cepa, «no se puede consentir que se retrasen los pagos».

 

Fotos

Vídeos