«En la nueva residencia inteligente vivo con mucha menos tensión»

Luis Chamorro Miguel en la entrada de su nueva vivienda moderna y totalmente preparada para que se pueda defender sin ayuda constante de otras personas. /
Luis Chamorro Miguel en la entrada de su nueva vivienda moderna y totalmente preparada para que se pueda defender sin ayuda constante de otras personas.

Luis Chamorro, un joven con esclerosis múltiple relata la mejoría que le proporciona, a él y a sus padres, el día a día en la casa tutelada por Asdem

JORGE HOLGUERA ILLERA

«Lucha», esta palabra en mayúsculas y subrayada es la que remarca Luis Chamorro Miguel, un joven de 44 años de edad que tiene conocimiento de estar afectado por la esclerosis múltiple desde los 20 años de edad.

Desde entonces su vida ha sido una «lucha» constante para evitar que esta enfermedad neurológica crónica que afecta al sistema nervioso central mediante el sistema inmunológico gane terreno a su vida autosuficiente. La nueva vivienda tutelada inteligente de la Asociación Salmantina de Esclerosis Múltiple ha proporcionado a Luis Chamorro un apoyo más para favorecer alicientes a su independencia y a la tranquilidad de sus familiares, que hasta ahora tenían que apoyarle.

Ahora, «en la nueva vivienda de Asdem vivo con mucha menos tensión», manifiesta. Luis Chamorro explica que ante tenia que atenderle su padre, quien acudía tres veces al día a prestarle la ayuda necesaria, a ello había que añadir que su madre es dependiente. «Principalmente por eso, para que él pueda descansar y estar con mi madre».

Antes Luis Chamorro vivía solo en Villares de la Reina, donde nunca faltaba la visita de sus familiares que siempre estaban pendientes de él. Ahora, también pueden visitarle pero sin darles trabajo. Para este salmantino esto es un alivio. El día a día en este hogar es como en el de cualquiera, «nos levantamos, nos aseamos, desayunamos, vemos la tele; a la una comemos y después, los que quieren se echan la siesta; por la tarde salgo a tomar el fresco y a las seis y pico vamos de paseo con voluntarios», así relata este residente una jornada habitual.

En la actualidad en esta vivienda tutelada es compartida por siete personas afectadas de esclerosis múltiple y otras enfermedades neurológicas afines. Aunque su aforo es para 20, las cosas van poco a poco y ya está completamente habitable una de las dos unidades residenciales de las que consta, cada cual con capacidad para diez moradores. Son los primeros pasos de un gran proyecto, por el que ha luchado Asdem desde hace mucho tiempo y en el que el impulso de Asprodes ha sido vital para su puesta en funcionamiento. También colaboraron el Ayuntamiento, la Junta de Castilla y León y el Gobierno de España. Con todos estos apoyos, esta casa abrió sus puertas el 27 de abril, y la estrenaron cinco personas que antes estaban en un piso tutelado.

En la actualidad el equipo de trabajadores de esta vivienda consta de ocho cuidadores, un terapeuta ocupacional y una enfermera. Además desde Asdem, «estamos formando a asistentes personales con discapacidad para que apoyen», anota Estefanía Morcillo, psicóloga y directora de Asdem. También cuentan con el apoyo de voluntarios, personas fundamentales para poner en marcha otra serie de actividades complementarias. En estos momentos consideran que necesitarían una veintena de personas, pues quieren implementar un programa fuerte de este tipo de actividades que contribuyen a hacer más activa la vida de estas personas que luchan por no ver limitadas sus capacidades a causa de la esclerosis múltiple.

En aras de no perder más habilidades los socios de Asdem que lo desean participan en el servicio de Rehabilitación de esta asociación, que consta de fisioterapia, logopedia y terapia ocupacional.

Esta asociación tiene en miras cercanas las puesta en funcionamiento de un centro de día con el objeto de promover la autonomía personal de los socios con esclerosis múltiple pero las cosas van lentas porque lo primero es luchar por mantener su actividad vigente viva.

En sus listados de socios se cuentan a unas 220 personas además de otra serie de amigos de Asdem, que son socios colaboradores.

La Asociación de Esclerosis Múltiple de Salamanca dispone de servicios de rehabilitación, fisioterapia, logopedia, atención psicológica, educación social y hasta la nueva vivienda tutelada. Tal como figura en su web, www.asdem.es, en esta asociación trabajan para que sus pacientes conserven la máxima calidad de vida y la mayor autonomía posible. Esta labor es posible gracias a la ayuda desinteresada de un gran número de voluntarios.

Asdem cuenta con un centro social y asistencial donde ofrece programas de asistencia integral con un abordaje multidisciplinar de la enfermedad que tiene como objetivo mantener el máximo de autonomía en el paciente.