Alumnos unidos por la inclusión en centros escolares

Varios participantes en la jornada de ayer saludan a los lectores de esta páginas./
Varios participantes en la jornada de ayer saludan a los lectores de esta páginas.
JORGE HOLGUERA ILLERA

Siete asociaciones reivindicaron ayer el derecho a la educación inclusiva de las personas con discapacidad. Lo hicieron durante toda la mañana en unas jornadas que compartieron más de 250 personas, entre estudiantes de secundaria y personas de distintas asociaciones, en el colegio San Estanislao de Kostka de los Jesuitas.

Estas jornadas se encuadran dentro de la Semana Mundial de la Educación y en ellas han participado cien estudiantes de secundaria, aunque la Campaña Mundial por la Educación la han secundado más de 2.000 alumnos de escuelas e institutos de toda la provincia de Salamanca.

En el manifiesto leído al concluir las jornadas se dejó ver el objetivo principal, que es «exigir a las autoridades y gobiernos del mundo, que todos los niños y niñas con unas capacidades y otras, estudien y convivan en la misma escuela».

Pero antes se vivieron diversas actividades, compartidas por numerosas personas entre las que se encontraban miembros y usuarios de las organizaciones que hicieron posible esta jornada. En concreto las entidades y asociaciones participantes fueron: Insolamis, Fundación AFIM, ASPAR- La Besana, ASPAS, AVIVA, Fe y Luz, AFEMC, Entreculturas y Ayuda en Acción.

Todo comenzó con un acto de presentación de la jornada en la que se dió a conocer el motivo de esta cita. A continuación se desarrollaron diversos talleres. ASPAR La Besana ofreció uno de cestería. Insolamis se encargó de poner en marcha un taller de karaoke. La Fundación AFIM desarrolló uno sobre radio, corto y reportaje. Los Jesuitas del colegio San Estanislao de Kostka se encargaron de ofrecer un taller sobre Expresión Artística y Pintura de Muro. La asociación ASPAS coordinó el de Lenguaje de Signos. AVIVA se encargó de llevar a cabo uno sobre deporte adaptado y AFEMC, un partido de fútbol.

Tras el cierre de actividades se hizo lectura de un manifiesto en el que los cien alumnos del Colegio San Estanislao de Kostka, en nombre de todos los alumnos y profesores del resto de colegios participantes, se encargaron de hacer diversas reivindicaciones. Pidieron «que se construyan escuelas y aulas accesibles, adecuadas y abiertas a todos». Demandaron «que se asegure la existencia y formación apropiada de docentes» para que la escuela inclusiva acoja a todos los niños del mundo con algún tipo de discapacidad. Solicitaron que se aumente la Ayuda Oficial al Desarrollo y no se recorte, «como viene sucediendo». También reivindicaron que «nadie se vea obligado a recurrir contra su voluntad a escuelas especiales», y por último, pidieron esa escuela inclusiva en la que todos juntos puedan sumar todas sus capacidades.