La Universidad capitanea un proyecto de regeneración urbana en Miranda

Asistentes y ponentes de la jornada para explicar el proyecto de regeneración./
Asistentes y ponentes de la jornada para explicar el proyecto de regeneración.

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZmiranda del Castañar

La Universidad de Salamanca, a través de los master en Arquitectura y Diseño Interior (Madin) y de Regeneración Urbana, Rehabilitación y Diseño (Mard), capitaneará un proyecto de Regeneración del Casco Histórico de Miranda del Castañar.

Con este objetivo, miembros de ambos master (Florencio Maíllo, como director, junto a Román Andrés, Luis Barrero y Roberto Silguero) participaron ayer en una jornada para explicar a los vecinos en qué consiste esta iniciativa, a la que también se invitó -para que estuviera en la mesa de los ponentes- a Inmaculada Cid, presidenta de la Asociación ZOES, para que explicara la experiencia que están llevando a cabo en el barrio del Oeste de Salamanca; y a Juan Bautista Alonso, gerente de la Asociación para el Desarrollo Rural Integral de las Sierras de Salamanca (Adriss).

El encuentro, que fue muy participativo y que se desarrolló en la Alhóndiga de Miranda del Castañar, se inició con las palabras de Román Andrés, quien se refirió a la «regeneración del casco histórico, unas palabras que están muy de moda en la actualidad y que ya se incluyen en las nuevas leyes de Castilla y León» y que apuestan por volcarse en la ciudad constituida.

El Ayuntamiento de Miranda del Castañar ha solicitado a las administraciones un ARI (Área de Rehabilitación Integral) para el municipio, pero -en palabras de Román Andrés- «Miranda del Castañar no sólo necesita un ARI sino algo más importante, porque un ARI rehabilita los edificios pero no a las personas» y lo más importante es fijarse en las personas que viven en ese entorno y en sus necesidades, ir mucho más allá que rehabilitar una fachada.

Así, la intención de los integrantes de los master señalados es, por un lado, solicitar un ARI, para lo que ya han tenido y seguirán teniendo reuniones con la Dirección General de Vivienda de la Junta; pero a la vez, reunirse con las asociaciones y personas que viven en Miranda del Castañar para conocer cuáles son sus necesidades e intentar satisfacerlas.

En segundo lugar, pero ya en un periodo a medio y largo plazo, la intención es que Miranda del Castañar encuentre un proyecto común de pueblo, que los vecinos tomen las riendas de su futuro, que realicen un «empoderamiento», para lo que contarán con la ayuda de la Universidad.

Proyecto común

La importancia de crear un proyecto común la puso de manifiesto Inmaculada Cid, al explicar cómo ellos han conseguido crearlo en el barrio del Oeste de Salamanca -que cuenta con una población de 10.000 personas-, haciendo partícipes del mismo a sus vecinos. Aunque ZOES lleva trabajando en el barrio salmantino desde 1977, no ha sido hasta 2013 cuando se ha impulsado la galería urbana, dentro de un Plan de Renovación del Barrio. «Nosotros tenemos 488 puertas de garaje», las cuales han sido el germen de todo el proyecto, ya que comenzaron a realizar actuaciones en ellas; a partir de ahí surgieron otras muchas iniciativas, algunas impulsadas por los propios vecinos, que ya se sienten como parte del proyecto.

Luis Barrero explicó, por su parte, cómo los master que estarán implicados en este proyecto tienen como objetivo «que el alumno se sienta profesional más que estudiante», por ello, la práctica es esencial, «pisar el suelo y generar algo material» es imprescindible en estos ciclos formativos. Así, explicó que los dos master lo que aportarán a Miranda del Castañar es «aprender y enseñar. Queremos aprender de vosotros, investigar, estudiar y analizar los problemas que nos planteéis y buscar soluciones reales, que se lleven a la práctica», recalcó, a la vez que apostilló que para que esto sea posible es necesario el contacto directo con los vecinos.

La existencia de posibles ayudas para llevar a cabo todo esto fue el tema abordado por Juan Bautista Alonso, quien recalcó que las últimas políticas europeas se están centrando en la creación de empleo.

Concluyó la ronda de intervenciones Florencio Maíllo quien destacó la importancia de la «identidad, la memoria y el futuro. Debemos partir de quiénes somos, cómo hemos vivido los últimos 50 años, quiénes éramos y ser visionarios, qué queremos en el futuro». Para el director de los master y artista serrano es esencial «la identidad y el valor histórico» de Miranda del Castañar, que no se pueden perder.

Y dio varias claves para que el proyecto que quiere ponerse en marcha sea un éxito: «todo se puede reconstruir conservando la identidad del lugar, vosotros sois la base para que este proyecto tenga futuro»; y «la comunicación y el diálogo son esenciales, sin ellos no tendrá éxito». Además, aportó dos palabras claves: «compromiso y generosidad».