Desarrollan un chupa-chup de hielo que evita efectos secundarios de la ‘quimio’

Mario Chimeno y Ana del Fraile muestran el prototipo de chupa-chup para la quimioterapia. /
Mario Chimeno y Ana del Fraile muestran el prototipo de chupa-chup para la quimioterapia.

En el proyecto de la asociación ‘We can be heroes’ ha colaborado el grupo de investigación Bisite de la Universidad de Salamanca

REDACCIÓN / WORDsalamanca

La asociación sin ánimo de lucro We can be heroes, nacida en Valladolid el pasado mes de octubre, acaba de presentar la patente de un molde de hielo específico para su uso en el tratamiento de quimioterapia en pacientes de cáncer de mama que impide la mucositis, uno de los efectos secundarios de la quimioterapia.

La mucositis es una inflamación en la mucosa del interior de la boca y la garganta que puede generar úlceras y llagas y que se produce hasta en el 40 por ciento de las personas que reciben quimioterapia.

Hasta ahora, según se informa desde la asociación, los hospitales ofrecen una manera básica de controlar la mucositis: chupar cubitos de hielo o polos de sabores durante la sesión de quimioterapia. El molde de We can be heroes resuelve por un lado la incomodidad del cubito de hielo tradicional, que no dispone de un soporte para sujetarlo y, por otro, evita tomar polos con sabor, que resultan indigestos para los pacientes.

El invento consiste en un molde, apto para congeladores, que realiza una esfera de hielo adaptada a la forma de la boca y que contiene un palo para facilitar su utilización durante el tratamiento. Dicho proyecto se ha desarrollado en base a la experiencia personal de Ana, presidenta de We can be heroes, una joven de 29 años que ha superado un cáncer de mama, con la colaboración del Grupo de Investigación Bisite, de la Universidad de Salamanca, que dirige el Vicerrector de Investigación y Transferencia, Juan Manuel Corchado.

El chupa-chup se incluirá en el Kit We Can que la asociación quiere donar a los hospitales de Valladolid y que incluirá, además, un pañuelo especialmente diseñado para We can be heroes por Esther Noriega, diseñadora de Valladolid que acaba de desfilar en la pasarela Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. También contiene una manta para que las pacientes se encuentren más confortables durante el tratamiento de quimioterapia, un abanico para combatir los sofocos que sufren algunas pacientes y un carné de Heroína que trasmite fuerza y vitalidad. Además, la asociación pondrá a disposición de los hospitales una encuesta para que cualquier paciente pueda realizar sugerencias o peticiones.

We can be heroes es una asociación sin ánimo de lucro que tiene como objetivo apoyar a todos los enfermos de cáncer, en particular y por cercanía, a las mujeres que padecen cáncer de mama, a sus familiares y a sus amigos. Trabaja para dignificar la vida de todas las mujeres que tienen que enfrentarse a esta prueba, para que lo hagan con espíritu positivo y luchador, insuflándoles coraje y valentía. «Porque todos podemos ser héroes, pero hay que demostrarlo», aseguran desde la asociación, que financia este proyecto y otros que se pondrán en marcha mediante las aportaciones de los socios y con el desarrollo de eventos solidarios.

La asociación busca que vuelvan a ver al espejo como un amigo y, por ello, quieren financiar los tatuajes de pezones, aureolas e incluso de cejas, a mujeres sin recursos económicos. Por otro lado, también quieren desarrollar una aplicación para tablets con el objetivo de donarlas a los hospitales y que las pacientes hagan uso de ellas mientras reciben el tratamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos