Homenaje a Maurice Legendre, impulsor de La Alberca como Monumento Histórico

Ildefonso Gómez coloca un centro de flores ante el busto de Legendre, en presencia del alcalde. /
Ildefonso Gómez coloca un centro de flores ante el busto de Legendre, en presencia del alcalde.

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZla alberca

De bien nacidos es ser agradecidos y eso precisamente es lo que piensa la Corporación municipal de La Alberca que ayer quiso rendir un homenaje y agradecer todo el trabajo que el hispanista francés Maurice Legendre realizó en su vida para que el municipio fuera declarado Monumento Histórico Artístico, siendo el primero en toda España. Homenaje que fue rendido el día que se cumplían 60 años de su muerte y el año en el que el pueblo conmemora el 75 aniversario de dicha declaración.

El acto organizado ayer por el Ayuntamiento con este motivo fue sencillo, pero a la vez muy significativo y se inició con una eucaristía, en la que el párroco -Alfredo Fernández- resaltó los valores de Maurice Legendre y la devoción de este hombre a la Virgen de la Peña de Francia, que murió el 12 de enero de 1955, pero que por petición propia sus restos fueron trasladados y enterrados en la nave central de la iglesia del Santuario de la Virgen de la Peña de Francia año y medio después, concretamente el 1 de julio de 1956.

Tras la misa, un pequeño grupo de los asistentes, entre los que se encontraban el párroco, así como el alcalde y el teniente de alcalde de La Alberca -Jesús Pascual y Ildefonso Gómez, respectivamente- y el juez de paz -José Puerto-, se dirigieron hasta el busto del hispanista francés, situado en la calle Los Praos.

Hispanista francés, religioso y amante de la tierra española

Describir en pocas palabras a Maurice Legendre -nacido en París el 30 de junio de 1878 en el seno de una familia de bordados y mantelerías- es fácil, basta con decir que era un hispanista francés, católico y amante de España y más concretamente de la Sierra de Francia; ya que la atracción que provocó sobre él La Alberca hizo que convirtiera el municipio serrano en su sede central, desde donde -como señala Isidro Barcala- «con el tío Ignacio, su escudero, humilde campesino de La Alberca realiza continuas visitas a las Hurdes».

En el año 1923 Legendre publicó Semblanza de España y años después presentó su tesis doctoral sobre Las Hurdes en la Universidad de Burdeos.

Animó a muchos franceses de distintas ideologías a interesarse por la historia y cultura españolas, como fue el caso de Pierre Vilar, por lo que es considerado como uno de los iniciadores del hispanismo. Por este motivo, se le concedió la Cruz de Comendador de la Orden de Alfonso XII.

Allí, el alcalde se dirigió a los presentes para recordar todo lo que Maurice Legendre hizo por La Alberca desde que llegase por primera vez, allá por 1912. Momento desde el cual todos los años pasaba tres o cuatro meses en el municipio serrano y al que llevó a sus amigos, como Miguel de Unamuno y Gregorio Marañón. El amor que sentía por este pueblo y por esta tierra hizo que la diese a conocer tanto a través de sus escritos como consiguiendo que la gente la visitara.

«Fue el precursor del turismo, el profeta del turismo rural», señalaba ayer el alcalde, Jesús Pascual, quien recordó las palabras del propio Maurice Legendre, cuando el pueblo de La Alberca le rindió un homenaje en vida y lo nombró hijo adoptivo el 16 de agosto de 1948, en un acto en el que se descubrió el busto donde ayer se hizo el homenaje. En aquel momento, el hispanista francés se dirigió a todos los que le acompañaban -amigos y paisanos- y señaló que «La Alberca se empobrece por la sequía y porque el aumento de las familias les impulsa a la emigración, no dándose cuenta que tienen la auténtica riqueza en su propia tierra, fomentando el turismo a este rincón hermoso de España». De ahí, que el alcalde dijese ayer que fue el profeta del turismo rural y una de las personas que más lucharon para que La Alberca sea hoy Monumento Histórico Artístico nacional y uno de los destinos turísticos españoles por excelencia.

Tras la intervención del primer edil albercano, el teniente de alcalde procedió a colocar un centro de flores junto al busto del homenajeado, que es el único que existe en el casco urbano.

A continuación, todos los reunidos cantaron el himno de la Virgen de la Peña de Francia en atención a la devoción que Maurice Legendre tenía a esta imagen.

Con este acto sencillo e íntimo, puesto que no se hizo una convocatoria al exterior para participar en él sino que fue algo del pueblo albercano como agradecimiento a una figura que hizo mucho por la localidad, se ha dado el pistoletazo a la programación de actos del 75 aniversario de la declaración de La Alberca como Monumento Histórico Artístico, que en tan sólo en unos días contará con la primera actividad pública, en la que se espera una gran participación de personas llegadas de distintos puntos de la provincia y de la capital, pero también de diferentes localidades españolas. Se trata de la fiesta popular en torno a la rifa del marrano de San Antón, que tendrá lugar el próximo sábado, día 17, y que será presentada mañana en Salamanca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos