Casi 11.000 personas mayores de 65 años están en riesgo de pobreza en Salamanca

La Plaza Mayor, lugar de reuniones durante las mañanas de las personas mayores en la capital salmantina. /WORD
La Plaza Mayor, lugar de reuniones durante las mañanas de las personas mayores en la capital salmantina. / WORD

El porcentaje, del 12,6%, se sitúa por encima de la media regional y por debajo de la nacional

ROSA MARÍA GARCÍA / WORDSALAMANCA

La tasa de población en riesgo de pobreza en Salamanca entre los mayores de 65 años se sitúa en el 12,6%, según los indicadores Habits Big Data de la consultora AIS Group. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, la provincia salmantina cuenta con 86.961 personas de la tercera edad, con lo que la cifra en riesgo de pobreza en esa franja alcanzaría las 10.957 personas.

Unos datos alarmantes en una de las provincias más envejecidas de España. Sin embargo, la tasa de pobreza en los mayores salmantinos se sitúa por debajo de la media nacional, donde la cifra alcanza el 15,6%.

Al contrario, el porcentaje se encuentra por encima de la media regional, que es del 11.8%, ocupando el tercer lugar, por detrás de Palencia y Valladolid, donde el 14,1 y el 13,6%, respectivamente, de los mayores corren el riesgo de vivir en la pobreza. En el lado opuesto se sitúa Soria, con un siete por ciento de personas de la tercera edad pasando por dificultades económicas para vivir; la provincia soriana, además, se encuentra entre las que menos tasa de riesgo de pobreza presenta a nivel nacional, tras las provincias vascas y navarra. A Soria le siguen Segovia, con un 9,96% de mayores en riesgo de pobreza, y Zamora, con un 10,2%.

La media en Castilla y León también está por debajo de la nacional y la región ocupa el décimo puesto entre las 17 comunidades en cuanto a tasa de riesgo.

En el ámbito nacional, existen grandes diferencias entre las tasas de una regiones a otras. Así, mientras en País Vasco y Navarra el porcentaje de los que se encuentran en riesgo de pobreza es del 6,3% y 6,5% respectivamente, en Extremadura supera el 28%. Las zonas donde mayor es la tasa de riesgo de pobreza entre las personas de más de 65 años son, además de Extremadura, Andalucía, Canarias, Castilla-La Mancha y Murcia; todas ellas superan el 20 por ciento. También es alta en Valencia, con un 18,5%. Por el contrario, las cifras más bajas se dan en el País Vasco, Navarra y Catalunya, con menos del diez por ciento, y Aragón y Asturias, que superan ligeramente esa cifra. En un porcentaje similar al de Castilla y León están Baleares, Madrid y La Rioja. En Galicia es del 13, 7 y en Cantabria del 14 por ciento.

Cáceres presenta la tasa más elevada (30,2%); al otro extremo se encuentra Bizkaia (6%)

Por provincias, la salmantina, como se ha mencionado, está tres puntos por debajo de la media nacional (12,6 frente a 15,6%). Casi la mitad de las provincias españolas se sitúan en la franja entre el 10 y el 20 por ciento. Solo una de ellas supera el 30 por ciento; se trata de Cáceres, con casi 27.000 mayores de 65 años en riesgo, mientras que al otro extremo está Bizkaia, que se sitúa en torno al seis por ciento, unos 15.000 mayores.

Tras Cáceres, las provincias con la tasa más elevada de personas mayores residiendo en hogares en riesgo de pobreza, se sitúan Córdoba (27%), Badajoz (27%), Guadalajara (25,5%) y Málaga (23,9%). A estas cinco le sigue un numeroso grupo de provincias meridionales. En la mitad norte de la península, Pontevedra ofrece la tasa mayor, un 15,2%, casi en la media nacional.

Al otro extremo de la lista, además de las tres provincias vascas y Navarra, figuran Soria, con una tasa del 7,1%, Teruel (8,8%), Barcelona (9,7%), Huesca (9,9%) y Segovia (9,9%). En el resto de provincias, la tasa supera ya el 10 por ciento.

«La erradicación de la pobreza es el primero de los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados en la Agenda 2030 de Naciones Unidas, sin embargo, en España la población en riesgo de pobreza supera el 21% si consideramos al total de los habitantes», comenta Agustí Amorós, director de desarrollo de negocio de AIS Group. «Al analizar las diferentes franjas de edad, se observa que los niños son los que sufren una situación de mayor riesgo, ya que el 26,2% vive en hogares en riesgo de pobreza», añade. En Salamanca, los menores en riesgo son el 21,3%.

Según Amorós, «la información de la tasa de pobreza en los distintos grupos de edad permite conocer el nivel de cumplimiento de los ODS. No obstante, es necesario recurrir a una gran batería de indicadores que nos permita calcular el grado de avance hacia la Agenda 2030 de Naciones Unidas a nivel nacional, autonómico o municipal». Hay que «trabajar mucho para alcanzarlos. Para eso es importante saber dónde hay más carencias y dónde más fortalezas para determinar dónde hay que poner el foco», concluye.