El Valladolid Promesas se pone líder tras doblegar a un frágil Arenas

El Valladolid Promesas se pone líder tras doblegar a un frágil Arenas

Los de Javier solventaron con calidad el aguerrido juego de los de Getxo

David Lourido. ADG
DAVID LOURIDO. ADGGetxo

El Valladolid Promesas consiguió una holgada victoria a costa de un Arenas que supo aguantar el primer tiempo, pero que se vino abajo al inicio de la segunda parte. Un doblete de Miguel y un tanto de Zalazar sirvieron para que el cuadro dirigido por Javier Baraja cosecharse la tercera victoria en los cuatro primeros partidos de liga, la primera fuera de casa, y consolidar así un inicio de curso muy prometedor que le ha servido para alcanzar el liderato.

0 Arenas

Aulestia; Ibarbia, Aranda, Kaiser, Arnáez; Parra (Uranga, min. 68), Theo; Unai Hernández (Urkiza, min. 75), Gorka Marcos (Jaume, min. 52), Javi Zarzo y Etxaniz

3 Vallladolid Promesas

Samuel; Raúl Navarro, Jaime, Diego Alende, Corral; Oriol Rey, Kike (Segura, min. 81); Víctor García, Zalazar (El Hacen, min. 63), Doncel y Miguel (Castri, min. 72).

Goles:
0-1 Miguel (min. 47). 0-2 Zalazar (min. 50). 0-3 Miguel, de penalti (min. 71).
Árbitro:
Recio Moreno (Comité navarro). Amonestó a los locales Javi Zarzo, Arnáez, Kaiser y Etxaniz y al técnico Javier Olaizola y a los visitantes Raúl Navarro y Diego Alande.

El Arenas tuvo la primera ocasión del partido a los dos minutos de juego, cuando Etxaniz intentó sorprender desde larga distancia, pero Samuel estuvo atento para meter la mano y despejar a córner. Poco después, los hombres de Baraja gozaron de dos mano a mano ante Aulestia que no supieron aprovechar. El primero lo protagonizó Miguel, que no acertó con la portería tras ganarle la partida a Aranda en carrera. El segundo, al cuarto de hora de juego, lo erró Doncel al cruzar en exceso el disparo ante la salida del guardameta local.

Zalazar dio el susto al sufrir una aparatosa brecha en la cabeza en una disputa con Kaiser. Ambos jugadores estuvieron unos minutos siendo atendidos fuera del terreno de juego, y al regresar al campo se fundieron en un abrazo cómplice. El uruguayo tuvo que terminar el encuentro con un aparatoso vendaje en la cabeza.

La segunda parte comenzó sin cambios en ninguno de los dos bandos, pero con un Promesas que buscó de forma clara la portería rival. Miguel hizo el primer gol con algo de fortuna, ya que su disparo desde el interior del área tocó en un zaguero local y sorprendió a Aulestia.

En la siguiente acción de peligro, el conjunto vallisoletano aprovechó de nuevo la fragilidad defensiva mostrada por el Arenas en el flanco derecho. Los de Baraja ampliaron distancias gracias a un buen gol de Zalazar, que encontró el hueco para colarse entre Ibarbia y Aranda y cruzó un potente zurdazo raso para hacer el segundo.

A raíz del tanto, el Promesas bajó el ritmo ofensivo pero no cesó en su afán defensivo. Baraja dio entrada a El Hacen en detrimento de Zalazar para ganar músculo y control en el centro del campo. Y lo consiguió. El Arenas comenzó a buscar a Etxaniz con balones largos, pero la zaga visitante se mostró muy segura y apenas concedió ocasiones ante la portería de un Samuel que, salvo la primera parada del partido, no tuvo que volver a intervenir con claridad.

En el minuto 70, El Hacen fue derribado en el área al recibir un pase desde la derecha y el colegiado pitó penalti. Miguel asumió la responsabilidad desde los once metros para hacer el tercero. No falló y tras rubricar la sentencia, el delantero, que se coloca máximo goleador del equipo con cuatro tantos, tuvo que abandonar el campo por unas molestias físicas.

Ya en el tramo final, el Arenas lo siguió intentando con más fe que ideas, pero la zaga foránea no dio opción a que el conjunto vizcaíno se acercase en exceso a la meta defendida por Samuel. Así, los pupilos de Baraja sellaron un que sigue alimentando la ilusión.