Repóker de debutantes en el Bernabéu

Guardiola, Salisu, San Emeterio , Waldo y Anuar pisaron por primera vez el césped merengue

Fede San Emeterio conrtrola el balón ante Isco. /EP
Fede San Emeterio conrtrola el balón ante Isco. / EP
Miguel Ángel Pindado
MIGUEL ÁNGEL PINDADOValladolid

Acudir al estadio Santiago Bernabéu es siempre un acontecimiento. Debutar en el césped de uno de los coliseos más míticos del panorama futbolístico mundial es sin lugar a dudas un momento para recordar toda la vida. Nada menos cinco jugadores de la plantilla blanquivioleta, Guardiola, Salisu, San Emeterio, Waldo y Anuar tuvieron la oportunidad de visitar y utilizar por primera vez en su historia profesional las instalaciones merengues y de salir por la escalinata de los vestuarios que da acceso al inmenso Bernabéu. Y para los equipos modestos como el Real Valladolid aunque no es precisamente un estadio propicio para sumar puntos siempre lo es para las hazañas, las gestas porque, pese a que no se suelen prodigar, quedan grabadas a fuego y el propio escenario las magnifica hasta límites insospechados.

Ayer el Real Valladolid, con su empate ante el Real Madrid sumó un punto de oro, pero además revalorizó a todos sus jugadores y muy especialmente a estos cinco debutantes que pisotearon sin complejos el césped del Bernabéu. Y de paso, han dado rienda suelta a todo tipo de especulaciones sobre Zidane y los suyos.

Ninguno de los debutantes blanquivioletas acusó el denominado 'miedo escénico' que provoca el estadio blanco y antes al contrario mostraron un desparpajo y una soltura que a buen seguro no pasarán desapercibidos.Porque aparte de un estadio, el Bernabeú es un inmenso escaparate que todo lo sobredimensiona hasta límites insospechados.

El gran protagonista del choque sin duda alguna fue Sergio Guardiola Navarro, de 28 años. El delantero marcó el gol del empate a los 87 minutos, dejando helada a toda la parroquia merengue y sin lugar a dudas será el hombre de la semana en los medios de la capital, pero quizás el debut más sorprendente fue el del ghanés Mohamed Salisu Abdul Karim. Con veinte años tuvo que lidiar con las grandes estrellas de Zidane, apenas cometió errores y en dos los dos partidos que lleva disputados con la camiseta blanquivioleta en esta Liga se ha ganado un puesto en la zaga de Sergio.

Federico San Emeterio Díaz, de 22 años, saltó al once titular con la complicada misión de suplir al Alcaraz y realizó un trabajo oscuro intentando frenar la sala de máquinas del juego del Real Madrid. El enorme desgaste del centrocampista hizo que fuera relevado por Anuar Mohamed Tuhani en los últimos minutos. Y con sus 24 años, el canterano ceutí, en los seis minutos y el descuento, tuvo la oportunidad de ver de cerca el gol de su compañero Guardiola y disfrutar del empate de su equipo en el Bernabéu.

El quinto debutante fue Waldo Rubio Martín, que con sus 24 años recién cumplidos parecía tener muy claro el escenario en el que jugaba porque desde el primer momento estuvo dispuesto a que su nombre sonara fuerte. Con sus regates, recortes y su intensidad en la media hora que estuvo en la cancha se hizo dueño de la banda y cada balón que tocaba se convertía en peligro para el equipo madridista. La soltura y el desparpajo con el que se mostró el

Así pues, el Real Valladolid que dirige Sergio González tuvo la valentía no solo de colocar sobre la cancha a cinco jugadores que solo habían visto el Bernabéu desde la tele o en las gradas, sino que además lo hizo con jóvenes talentos que demostraron tener tablas y madurez suficientes para ser protagonistas esta temporada en la Primera División.