Fútbol | Primera División

El Real Valladolid solo incorporará un mediocentro si su club asume «la práctica totalidad de la ficha»

Miguel Ángel Gómez, durante una rueda de prensa anterior. / Rodrigo Jiménez

El director deportivo Miguel Ángel Gómez ha insistido esta mañana en que la prioridad del club hasta diciembre debe ser renovar a Sergio González

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

A las 11:45 de esta mañana el Real Valladolid disfrutaba de un límite salarial de 31,5 millones de euros.

Eso implica que en la plantilla blanquivioleta se tienen que producir salidas de jugadores antes de las doce de la noche para que el club pueda inscribir a Álvaro Aguado en LaLiga y para que tenga la posibilidad de lanzarse a fichar un mediocentro ofensivo que pueda compartir la posición con Míchel Herrero.

Chris Ramos, El Hacen y Luismi están en la rampa de salida del club, con diferentes situaciones, pero su marcha no implicaría directamente el fichaje de un jugador ya que, según afirmó esta mañana Miguel Ángel Gómez, director deportivo de la entidad castellana, el movimiento solo se haría para firmar a un «mediocentro ofensivo de peso, con experiencia y calidad», aunque reconoció que «a día de hoy las experiencias que ofrece el mercado no son las que podemos asumir de los que nos gusta». «Para traer mediocridad, los nuestros, que no son mediocres, son jóvenes», afirmó el cordobés.

De igual forma, también reconoció Gómez que las apreturas que sufre el club con el límite salarial obligarían a que el jugador que pudiera pasar a formar parte de la plantilla llegara con «la práctica totalidad de la ficha» a cargo de las arcas de su club de origen, lo que dificulta aún más la operación.

Renovación de Sergio

Cambiando a luces largas, más allá del cierre de mercado de esta noche, Miguel Ángel Gómez consideró que el mayor esfuerzo del club desde aquí hasta el mes de diciembre debe pasar por la renovación de Sergio, «un gran entrenador, buenísimo, que no tenemos que dejar escapar y que va a tener muchos éxitos allá donde esté», relató.

«Sergio es el centro de nuestro proyecto y quiere reconocimiento y yo creo que se lo merece», dijo Gómez, que no quiso entrar a valorar su situación personal en el club. «Hay muchos directores deportivos en paro y el club tiene que valorar si el director deportivo actual le aporta lo que ellos buscan o no o si hay otros mejores, pero esas cosas hay que asumirlas con naturalidad«, zanjó.

De igual forma, consideró Miguel Ángel Gómez que también se debe revisar la situación contractual de Alcaraz (del que dijo que pudo haberse marchado del club en el mercado de fichajes pero no ha querido), Waldo, Salisu, Anuar o Toni.

Posibles salidas

Tras asegurar que no existe posibilidad de que en el último día del mercado salgan del club alguno de los hombres claves de la plantilla ni tampoco Sergio González, el director deportivo blanquivioleta repasó la situación de los jugadores a los que se les busca equipo.

Según sus palabras, Chris Ramos no tiene ofertas de Segunda División y tanto él como su agente consideran que lo mejor es que salga a un conjunto de la categoría de bronce, aunque el Real Valladolid le ha ofrecido quedarse en el filial «para pulir sus debilidades».

Lo mismo ocurre con El Hacen, en una situación que definió Gómez como su «gran frustración» de este verano. El centrocampista mauritano no ha encontrado hueco en ningún equipo de Segunda División, aunque se intentará hasta el último minuto, y si la situación se mantiene se quedará en el club.

El que es casi seguro que no va a salir es Luismi Sánchez, «a una o dos semanas de reincorporarse al trabajo con el resto del grupo». El sevillano ha suscitado el interés de varios clubes de Segunda División, que no se deciden a hacerse con sus servicios por la lesión de larga duración que le ha permitido tan solo disputar dos encuentros desde abril de 2017. De esta forma, el responsable del área deportiva blanquivioleta asumió que lo más probable es que el jugador permanezca en la disciplina del club al menos hasta el mercado de invierno.