El Real Valladolid Juvenil no da opción y golea al Santa Marta

Slavy celebra el primer gol en su cuenta particular y el tercero para el Real Valladolid Juvenil./Rodrigo Jiménez
Slavy celebra el primer gol en su cuenta particular y el tercero para el Real Valladolid Juvenil. / Rodrigo Jiménez

Los pupilos de Ricardo López solventaron el partido en los primeros 20 minutos con tres estocadas y logran la primera victoria en casa

ENRIQUE IBÁÑEZ HUERTAValladolid

El equipo Juvenil del Real Valladolid se han llevado el partido ante la U.D. Santa Marta por cuatro goles a cero y ha conseguido la primera victoria de la temporada en casa. Tres estocadas en los primeros veinte minutos fueron suficientes para que los de Ricardo López cerraron un encuentro donde el rival salió sin ideas y que con el paso de los minutos se transformó en un muñeco de trapo en manos de los blanquivioletas.

4 Real Valladolid Juvenil

Maxi (Miguel, min 13), Iker, Alex, Palomeque, Héctor, Javi Díez (Diego Iglesias, min 60), Cada, Roberto (Prada, min 72), Slavy, Adrián Carrión, Castri, (Camilo, min 60)

0 U.D. Santa Marta

Iker, Tena, Sánchez (David, min 45), Carlos (Rodrigo, min 72), Marcos, Gil, José (Francisco, min 45), Camilo (Parra, min 80), Tomi, Joe, Julio

Goles:
1-0, min 10, Castri; 2-0, min 15, Castri; 3-0 min 22, Slavy y 4-0, min 76, Slavy.
Árbitro:
Javier Gutiérrez Garrote, amonestó con amarilla a Roberto en el conjunto local y a Jose y Julio por parte del conjunto visitante
Incidencias:
Partido correspondiente a la sexta jornada del Grupo V de la División de Honor disputado en los Anexos del José Zorilla.

Los pupilos de Ricardo López salieron muy activos desde el principio, todo lo contrario que ocurría en el lado del campo visitante con un Santa Marta dormido y sin intención de disputar los balones. Fue en este contexto el que llegó el primer gol, el Real Valladolid sacaba rápido una falta en mediocampo que sorprendió a los rojillos, el esférico llegaba a Alex que levantó al cabeza y vio la incorporación de Castri que recibió solo en el punto de penalti e introducía el balón en la portería.

A partir del primer gol fue el Real Valladolid quien se vino arriba y aumentó la presión sobre el rival. Esto comenzó a hacer mella en los rostros de los visitantes, que al no poder superar al Valladolid en juego decidieron hacerlo mediante las patadas. Con el Santa Marta más centrado en las decisiones del trencilla que en el juego llegó el segundo gol local. Un saque de portería que encontro en la banda izquierda a Slavy que controló y vio a Castri en el medio que, tras adelantarse al central, batió de nuevo a Iker, portero del conjunto rojillo.

El tercero no tardó en llegar y terminó por rematar a los rojillos, una carrera por la banda izquierda de Cada, que veía a Adrián y este encontró a Slavy que, con una enorme calidad, puso un misil en la escuadra derecha de la portería, imposible para el portero. Fue en ese momento donde el conjunto visitante pedía el descanso ante la posibilidad de que el Valladolid anotara el cuarto.

En los segundos 45 minutos, y con el partido ya encarrilado, el juego del División de Honor disminuyó, dando más libertad para jugar al Santa Marta, que a pesar de amasar la pelota no creó ocasiones que obligaran a esforzarse al recién ingresado Miguel. Con el paso de los minutos el Santa Marta regaló el esférico al rival lo que provocó la desesperación en el entrenador visitante que pedía en vano a los suyos presionar la salida del balón.

Y con el conjunto rojillo suplicando con el pitido final llegó el cuarto y definitivo gol blanquivioleta. Un robo en mediocampo de Carrión que abrió para la internada por banda de Camilo y este daba el pase atrás a Slavy que solo tenía que empujar el esférico a la red visitante. Hubo tiempo para otro gol de Slavy que el linier anuló por fuera de juego. Un cuatro a cero que refleja lo vivido en el campo, con un Valladolid superior y un Santa Marta sin ideas de como crear peligro al rival.