Fútbol | Primera División

El Real Valladolid debuta ante el Betis con dudas en defensa

Moyano, Joaquín, San Emeterio y De Frutos rodean a un jugador del Sporting en el partido de La Balastera. /Antonio Quintero
Moyano, Joaquín, San Emeterio y De Frutos rodean a un jugador del Sporting en el partido de La Balastera. / Antonio Quintero

Sergio no ha desvelado quién ocupará el central izquierdo mientras reconoce que el club busca reforzar esa posición tras la salida de Fernando Calero

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

Se acabaron las probaturas, los partidos en los que más de una decena de cambios impiden el desarrollo fluido del juego y los amistosos lejos de las cámaras de televisión. El Real Valladolid de Sergio, el tercer proyecto del catalán en el banquillo blanquivioleta, arranca hoy de forma oficial en el Benito Villamarín (21:00 horas), un campo que le trae grandes recuerdos ya que el año pasado, ante un plantel que por aquel entonces brillaba a las órdenes de Quique Setién, fue capaz de volverse de Sevilla con los tres puntos gracias a un solitario gol de Antoñito.

Como no podía ser de otra forma en un conjunto castellano que volverá a estar entre los de presupuesto más bajo de la categoría, el primer partido llega con el equipo aún por cerrarse, más aún tras la salida de Calero de la plantilla hace poco más de una semana, cuando se anunció su traspaso al Espanyol. El técnico catalán no ha desvelado cómo solventará la ausencia del de Boecillo y, a la espera de que la dirección deportiva le encuentre un central izquierdo de garantías, deberá decidir si le otorgará la titularidad a Joaquín a Javi Sánchez o Salisu o si finalmente renunciará a su deseo de que Fede Barba le dispute el lateral izquierdo a Nacho y le situará en el eje de la zaga junto a Kiko Olivas.

Alineaciones probables

Real Betis:
Joel; Emerson, Bartra, Feddal, Pedraza, Carvalho, Guardado, Canales, Tello, Fekir y Borja Iglesias.
REAL VALLADOLID:
Masip; Pedro Porro, Kiko Olivas, Fede Barba, Nacho, Alcaraz, Míchel Herrero, Óscar Plano, Toni, Guardiola y Sandro.

En el resto del campo la novedad respecto a la pasada temporada será la de Sandro en la punta de ataque, que previsiblemente ocupará junto a Sergi Guardiola, con el que parece haber hecho muy buenas migas futbolísticas en las pocas semanas que han trabajado juntos, lo que relega a Ünal al banquillo a la espera de minutos en la segunda parte.

Por lo demás, las mayores dudas radican sobre quiénes serán los jugadores que se queden fuera de la lista del catalán, ya que la convocatoria no se conocerá hasta la mañana de hoy y en ella tendrán que darse hasta diez descartes ante la superpoblación de la plantilla blanquivioleta. Tras el anuncio ayer de la desvinculación de Mayoral del club, el preparador blanquivioleta cuenta por el momento con 26 futbolistas en la plantilla a los que hay que sumar a Salisu y El Hacen, que han completado la pretemporada con el primer equipo. Así, todo apunta a que jugadores como Aguado, Chris Ramos y Stiven Plaza, además del lesionado Luismi, tendrán que quedarse en Valladolid y ver el partido por la tele a la espera de que se resuelva cuál será su futuro inmediato y de ver si el técnico les da una oportunidad próximamente en partido oficial.

Entradas agotadas

El Betis, por su parte, llega a la cita con la ilusión por las nubes tras la llegada del temible Borja Iglesias al club, un deseo expreso de Rubi que ya le dirigió el año pasado en el Espanyol, donde en la temporada de su debut en Primera logró anotar la nada desdeñable cifra de 17 tantos.

El técnico bético no ha desvelado si El Panda será titular, pero lo cierto es que más allá de ese detalle, tiene a su disposición a una plantilla de mucho potencial con futbolistas como Bartra, Canales, Joaquín, Guardado o Loren que ya destacaron la pasada campaña aunque el equipo terminó por desinflarse en la recta final del campeonato. Rubi, exentrenador del Real Valladolid, quiso destacar ayer que su rival de hoy es «como el buen vino» porque «está cada año un poco mejor» y avisó de que tiene «buenos argumentos arriba».

Para el choque el coso verdiblanco presentará un estado espectacular ya que el pasado jueves la afición agotó las entradas que el club había puesto a la venta a un precio de dos por 25 euros (la entidad andaluza cuenta con 55.809 socios, 50.373 de ellos con derecho a asiento sobre un aforo de 59.378 plazas).