Nadie puede seguir el ritmo anotador de Gerard Moreno

El delantero ha marcado cinco goles en los primeros cuatro partidos; más de la mitad de los que logró en todo el curso pasado

Gerard Moreno celebra uno de los dos tantos que le hizo la pasada semana al Leganés./E. P.
Gerard Moreno celebra uno de los dos tantos que le hizo la pasada semana al Leganés. / E. P.
J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

Con cada uno de los equipos de Primera División habiendo disputado ya 360 minutos de juego de esta temporada 2019-2020, ninguno de los futbolistas del campeonato es capaz de batir al delantero del Villarreal Gerard Moreno en lo que a ver puerta se refiere.

El punta catalán, que el año pasado alcanzó la paupérrima cifra de siete goles pese a que solo se perdió tres partidos de liga, esta temporada ya se ha ganado la oportunidad de celebrar cinco tras lograr sendas dianas frente a Granada, Levante y Real Madrid y un doblete el pasado fin de semana ante el Leganés. Con sus actuaciones adelanta a otros como Karim Benzema (4), Loren Morón (3) y una larga lista de futbolistas que han anotado dos veces, entre los que se encuentra el pucelano Sergi Guardiola. Así, lidera a un equipo que cuenta con jugadores tan verticales como Toko Ekambi o Samu Chukwueze o con el centrocampista Moi Gómez, que gracias a su llegada desde segunda línea ha logrado ya dos goles.

La mejora de Gerard de cara a la portería rival ha llegado de la mano de la vorágine ofensiva en la que ha convertido el Submarino Amarillo sus primeras actuaciones del curso ya que, con diez goles, es el segundo equipo más anotador solo por detrás del FC Barcelona. La plantilla de Javi Calleja hace gala hoy en día de un enorme poder ofensivo gracias a una lista en la que a los nombres ya referidos se suman otros de calidad contrastada como Santi Cazorla y Carlos Bacca o el exblanquivioleta Javier Ontiveros, que llegó al equipo este verano a cambio de siete millones y medio de euros. Se trata de un equipo que quiere el balón y que lo mueve con mucha velocidad por el frente del ataque mezclando un juego interior que busca la oportunidad de filtrar pases de calidad con el que desarrolla por unas bandas con carrileros muy largos. El año pasado le costó sacar adelante sus partidos, pero este año parece que, al menos en la clarividencia de cara a puerta, está mucho más acertado.

De vuelta al punta de 27 años nacido en Santa Perpetua de Mogoda (Barcelona), lo cierto es que sus números son espectaculares si se mira a la par su cifra de disparos a portería. Con solo 12 tiros ha hecho esos cinco tantos, cuando el año pasado parecía no acordarse de cómo introducir el balón entre los tres palos. Ante el Real Valladolid, sin ir más lejos, Moreno fue incapaz de batir a Jordi Masip pese a que tiró cinco veces a portería y una de ellas desde el punto de penalti, en una ocasión que terminó siendo despejada por el cancerbero del equipo blanquivioleta.

En aquel partido correspondiente a la séptima jornada de la pasada temporada, el conjunto pucelano salió vivo de milagro si uno se atiene a las estadísticas. El Villarreal perdió el partido y fue incapaz de mover el cero de su parte del marcador pese a que disparó 17 veces, 10 de ellas sobre la meta de un espectacular Masip.

Hoy en día el acierto del equipo se ha multiplicado pero está trayendo consigo también la desnudez en su zona de atrás. Mientras ha anotado diez tantos ha recibido ocho, unos guarismos en los que solo le supera el Betis y que en buena parte han sido corregidos después de que los castellonenses tumbaran por 0-3 al Leganés en el partido de la pasada semana en el que consiguió su única victoria.