El fútbol inclusivo tiñe de celebración los Anexos del José Zorrilla

El jugador del Valladolid, Juan, y del Real Oviedo, Joaquín, disputan un balón en el medio del campo./Rodrigo Jiménez.
El jugador del Valladolid, Juan, y del Real Oviedo, Joaquín, disputan un balón en el medio del campo. / Rodrigo Jiménez.

Los de Dani Rabadán cayeron en un amistoso que sirvió a los blanquivioletas para ponerse a punto de cara a la nueva temporada

ENRIQUE IBÁÑEZ HUERTAValladolid

Fútbol, diversión, amistad y mucha ilusión. Estos fueron los ingredientes del partido que disputaron ayer los jugadores del Real ValladoliDI frente al Real Oviedo en el primer amistoso de la temporada. Un partido que fue para los asturianos pero donde el resultado era lo de menos, lo que de verdad importaba era el sentimiento de unión de los jugadores.

0 Real ValladoliDI

Daniel Rodríguez, Iván Arranz, Hernández, Iván Rodríguez, Alberto Burgoa, Pablo Delgado, Benjamín Gutiérrez, Rubén de la Rosa, Torres, Antolín Rodríguez, Jesús Esteban, Juan Antonio de Torre, Daniel Ruíz, Mario Lobo, Sergio Gilo, Javi López, Jairo Prieto, Santi de la Torre, Patricia Alonso, Rubén Anel, Juan Carlos Bombín, Elvira Martínez y Dani Rodríguez.

1 Real Oviedo

Alejandro, Joaquín, Armas, Samuel, Andrés, Fernando, Arias, Héctor, Joaquín, Cuesta, Alfonso, Alba, Nando, James, Pablo, Cele, Cmapos, Yvalnison.

Goles:
1-0, Nando; 2-0 Nando, ambos en el segundo cuarto.
Incidencias:
Primer partido amistoso de pretemporada del Real ValladolID disputado en los Anexos del José Zorrilla.

Un encuentro donde primó la deportividad y el entusiasmos, dos factores que muchas veces echamos de menos en los equipos profesionales. Un partido que ya comenzó incluso antes del pitido inicial, con las dos aficiones tomando algo en el bar juntos, riéndose y deseándose suerte para el partido. La intensidad la puso la afición del Oviedo, que viajó a la capital castellana con tambores y pancartas para animar a los suyos.

El partido fue un reflejo del esfuerzo que ambos equipo pusieron, con igualdad en todo momento. Y es que los blanquivioletas solo perdieron el segundo cuarto, con dos goles del mejor jugador del conjunto asturiano, Nando, que desbordó a la defensa local con su velocidad y se vio solo delante de Daniel, portero del Valladolid, y que definió con gran calidad en las dos ocasiones para superar al cancerbero. El resto del encuentro fue un ida y vuelta para ambos conjunto, los cuales tuvieron la oportunidad de adelantarse en el marcador con dos penaltis, pero ambos porteros detuvieron ambos disparos.

Un encuentro que se disputó en cuatro cuartos de quince minutos en un campo de fútbol 8 y que sirve como primera toma de contacto para los pupilos de Dani Rabadán de cara al debut oficial del equipo en una temporada en la Liga Genuine a finales del próximo mes de noviembre en Tarragona.