San Emeterio asegura que cualquier otro vestuario se podría perder, «este está muy centrado»

San Emeterio conduce el balón ante la presión de Isco. / Efe

El centrocampista cántabro, uno de los destacados en su debut en el Bernabéu, agradece los elogios en su estreno pero no pierde de vista la perspectiva: «Es verdad que hemos empezado bien pero cuanto antes sumemos para alcanzar el objetivo, mejor»

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Sin su currículum al lado nadie diría que el del Bernabéu fue su debut en Primera. Y sin su carné enfrente cualquiera podría pensar que es un veterano más con un puñado de años en esto del fútbol.

Fede San Emeterio (Sierra de Ibio, Cantabria, 1997) acaba de llegar y ya luce galones de veterano en el centro del campo. Ante el Real Madrid no solo hizo kilómetros hacia atrás, echando una mano en defensa para achicar agua cuando el partido lo exigía, sino que también los recorrió hacia adelante cuando el guion cambió en la segunda parte.

«Está claro que fue un debut soñado por lo individual pero también por lo colectivo porque sacamos un punto en un campo muy difícil», ha analizado en la vuelta a los entrenamientos, contento por la confianza que está recibiendo del técnico y por la rapidez con la que se ha adaptado al vestuario. «Es de agradecer las palabras que me dedicó el míster porque dan más ganas de seguir trabajando».

El cántabro, ausente en el estreno en el Villamarín, fue uno de los protagonistas destacados ante el Real Madrid con un 100% de acierto en sus pases. «Es una estadística más de las que hay en el fútbol. En fútbol hay cosas más importantes, valen más las sensaciones que fueron muy buenas. Está bien saberlo porque es una estadística muy buena, pero no hay que darle mayor importancia», ha comentado, tan frío en el post partido como habitualmente se muestra en el campo. Un templo como el Bernabéu le impresionó lo justo. «Al principio impresiona cuando sales al campo porque no estás acostumbrado a jugar con tanta gente y ante un equipo como el Real Madrid, al que solo habías visto por televisión, pero una vez que el árbitro pita el inicio, intentas relajarte y te olvidas para hacer lo que tienes que hacer. Al final es un partido más».

San Emeterio es de los que piensa que los puntos conseguidos no van a hacer perder de vista el verdadero objetivo del equipo, que no es otro que la permanencia. «Creo que si fuera otro vestuario te podrías perder, pero este vestuario está muy centrado. Es verdad que hemos empezado muy bien pero tenemos que seguir así para sacar los más puntos posibles. Cuanto antes sumemos para alcanzar el objetivo, mejor», ha subrayado el centrocampista, asegurando que no le han generado ninguna inquietud las dudas despertadas sobre su continuidad en Valladolid. «Desde que llegué siempre he dicho que trabajando llegarían las cosas y siempre he sido de los que siempre ha trabajado para ganarme todo. De mi solo depende trabajar cada día y es lo que estoy haciendo», apunta, convencido de que debe aprovechar los minutos que le vengan para salvar la competencia que hay en el centro del campo.

El suyo, como el de su hermano Borja, es uno de esos casos de esfuerzo familiar desde que era muy pequeño cuando su padre debía recorrer noventa kilómetros diarios para que pudieran entrenar en Santander. «La familia es lo más importante por todo el apoyo que siempre he tenido y por eso la camiseta del primer partido la tengo que guardar como oro en paño».

El cántabro, cemento del equipo de Sergio en el centro del campo, no pierde de vista el famoso 'partido a partido', «los puntos ante el Levante valen lo mismo, y es un rival que va a pelear por el mismo objetivo que nosotros», y tampoco la perspectiva de un momento que le anima a seguir progresando como jugador. «El jugador es egoísta y cuanto más juegue mejor. Soy ambicioso y siempre hay algo que mejorar. Soy un jugador joven y me queda mucho. Con el paso del tiempo iré evolucionando», ha concluido.

Guardiola, descanso programado

En el entrenamiento matutino de este martes no han estado en el grupo ni Sergi Guardiola, con descanso programado para evitar sobrecargas, ni los lesionados Rubén Alcaraz, Moyano y Sandro Ramírez. Tampoco ha completado la sesión Pablo Hervías, que sigue arrastrando molestias, Chris Ramos, Luismi y El Hacen, pendientes de cesión.