Fútbol | Primera División

Carlos Suárez: «No tengo más que palabras de gradecimiento»

Carlos Suárez, en rueda de prensa. / A. MINGUEZA

Arropado por Miguel Ángel Gómez, Sergio y el capitán Moyano, el expresidente señaló que su trabajo será ahora representar al club y ayudar en lo que se le pida

IVÁN HERREROValladolid

Carlos Suárez ha comparecido ante la prensa para aclarar su situación tras la reestructuración de la directiva, anunciada el pasado viernes. El leonés deja las labores de gestión para pasar a ser el presidente de honor de la entidad blanquivioleta. «No tengo más que palabras de agradecimiento ya que vuestro comportamiento ha sido de diez», se dirigía el expresidente a los trabajadores con los que ha pasado 18 años de su vida.

Bastante expectación en la sala de prensa donde se encontraban presentes el director deportivo, Miguel Ángel Gómez, y Sergio González. Los que brillaron por su ausencia fueron Ronaldo, David Espinar y la persona que releva a Carlos Suárez, Mathieu Fenaert. A pesar de que no ha asistido, Suárez ha querido agradecer a Ronaldo la decisión de ofrecerle el cargo de presidente de honor. «Podía no haber contado conmigo pero ha decidido que me mantenga en el organigrama del club».

En cuanto a sus nuevas funciones dentro del club, el ya exconsejero delegado se limitó a explicar que sus nuevas tareas se limitan a «representar al club y echar una mano en todo lo que me pidan Ronaldo y Mathieu».

El directivo ha sembrado la intriga sobre una operación que tienen entre manos. «Sigo en el Real Valladolid y en el momento de acabarse mi vinculación con el club, ya se verá. No me planteo nada. Nos queda una operación por cerrar y ahí se acabara mi labor en la parcela de gestiones».

El momento de la venta del club es una decisión acertada para Carlos Suárez, no sólo para el Pucela sino también para sus intereses personales. «No me arrepiento por el quién está al mando. 'Ronie' ha creado un equipo de trabajo que nos va a dar muchas alegrías, para mi era mi única salida y estoy convencido de que será bueno para el club».

En 18 años pasan muchas cosas, tanto buenas como malas. El presidente de honor cree que «ha habido más cosas positivas que negativas. «Nos hemos sacado conejos de la chistera. Cuando parecía que todo parecía estar oscuro, aparecía un José, un Llorente... Hemos trabajado todo lo mejor posible hasta que alguien importante se interesó por nuestro club».

Para finalizar esta comparecencia, Suárez volvió a agradecer a todas las personas con las que ha compartido momentos buenos y malos y se marchó de la sala de prensa entre una sonora ovación de los allí presentes y un cariñoso abrazo con Miguel Ángel Gómez y Sergio González.