Alcaraz: «Me ha costado mucho llegar donde estoy y soy feliz aquí»

Rubén Alcaraz pelea por un balón con Fekir, en el encuentro ante el Betis. /Efe
Rubén Alcaraz pelea por un balón con Fekir, en el encuentro ante el Betis. / Efe

El centrocampista catalán, ya recuperado de sus molestias musculares, asegura que el equipo mantiene el mismo hambre y la ilusión de la temporada pasada

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

Ha vuelto esta semana Rubén Alcaraz al ritmo de entrenamientos tras dos semanas parado por una leve lesión muscular sufrida en el debut ante el Betis. Un contratiempo ya superado que pondrá al técnico en la difícil tesitura el próximo partido de elegir entre San Emeterio, destacado ante Real Madrid y Levante, y el propio Alcaraz. «Poco a poco voy entrenando con el grupo y estoy feliz, creo que los plazos son lo que son pero creo que podré llegar», ha asegurado esta mañana al término del entrenamiento, a once días de la visita de Osasuna a Zorrilla.

El centrocampista catalán, en palabras del director deportivo Miguel Ángel Gómez, rechazó ofertas este verano para quedarse en Valladolid. «Soy un jugador al que le ha costado mucho llegar donde está y soy feliz aquí. Creo en el proyecto que hay. Se ha especulado con rumores y alguna oferta que en Navidad sí pude tener pero este verano la cabeza ha estado centrada», ha explicado, sin entrar a valorar si fue él quien desoyó propuestas o fue el propio club el que no las aceptó. «No voy a especular en quien paró las ofertas, pero tengo claro que quiero seguir aquí».

Más serio de lo habitual a la hora de tratar temas de actualidad, Alcaraz ha despejado de raíz cualquier pregunta vinculada a su futuro. «Tengo las ideas claras, soy maduro, y sé lo que quiero para mí. Y quiero un proyecto ambicioso y poder ayudar. Si el día de mañana se quieren sentar, nos sentaremos a hablar», ha señalado.

Tampoco ha querido el catalán valorar las mejoras que ha experimentado la plantilla de un año para otro con la llegada de nuevos jugadores. «No entro a valorarlo, sí me he dado cuenta de que las sensaciones pasan porque se sigue con el mismo hambre y la misma ilusión, y eso se ve reflejado en el campo», ha comentado, destacando los buenos partidos que ha hecho San Emeterio en su ausencia.

Sobre su posición, el año pasado más retrasada, ha asegurado que puede subir metros si así lo requiere el técnico. «Es verdad que el año pasado jugando de pivote defensivo me encontré cómodo pero llevo toda la vida jugando de doble pivote, incluso marcando goles en el Almería. Nosotros somos un equipo muy ofensivo, jugamos con dos puntas y dos extremos de calidad que pocos equipos lo hacen». En este punto se ha mostrado sorprendido Alcaraz por la sensación que existe entre los aficionados de que el Real Valladolid es un equipo defensivo. «Me sorprende que se diga que somos ofensivos cuando jugamos 4-4-2 claro. Hemos ido al Bernabéu o al Nou Camp con dos puntas y pocos equipos de la categoría lo hacen», ha incidido.

El balance hasta la fecha es positivo, con la duda que dejó la temporada pasada de si el Valladolid será capaz de mejorar sus prestaciones en el estadio Zorrilla. «En Primera División cualquier campo es complicado y el inicio sabíamos que era difícil, pero tenemos 4 puntos de 9 y por sensaciones y juego estamos bien. Pero lo importante es llegar al objetivo real, que es salvar la categoría. Y eso pasa por nuestro campo ante nuestra gente», ha asegurado sin olvidarse de esa asignatura pendiente como local. «Debemos aprender del año pasado, sobre todo de los puntos que perdimos en casa. Pero a su vez ojalá sigamos sacando puntos fuera porque eso demostrará que el equipo compite».

Por último, ha dado Alcaraz su punto de vista sobre el primer año de Ronaldo en el club. «Ya sabemos la implicación que tiene Ronaldo en este club y en el proyecto. Él quiere crecer y nosotros con él. Nos tenemos que subir todo en ese barco», ha concluido.