La comedia 'La curva de la felicidad' vuelve a los escenarios de Valladolid

El Teatro Calderón acoge la obra de Eduardo Galán y Pedro Gómez

EL NORTEVALLADOLID
Jesús Cisneros, Antonio Vico, Pedro Reyes y Josu Ormaetxe posan con el cartel de la obra. / Í. IBÁÑEZ/
Jesús Cisneros, Antonio Vico, Pedro Reyes y Josu Ormaetxe posan con el cartel de la obra. / Í. IBÁÑEZ

Quino es un cuarentón al que su mujer abandona «por gordo y por calvo». Tiene 42 años, es guionista de televisión, víctima de un trabajo inestable y, a causa de la ruptura, se ve obligado a vender la casa conyugal.

Este es el argumento de 'La curva de la felicidad', la obra de Eduardo Galán y Pedro Gómez que vuelve a los escenarios de Valladolid tras su paso en diciembre del 2004 por la sala Cervantes. Calificada por sus autores como una «comedia urbana, moderna y actual», tanto en sus contenidos como en su estructura, pone de manifiesto «la vulnerabilidad del hombre de cuarenta cuando se rompe la pareja y sus dificultades para vivir solo». Como tema colateral, las dificultades para encontrar vivienda, que no solo afectan a los jóvenes sino también a un alto porcentaje de divorciados y separados.

Ahora es el teatro Calderón el que acoge las representaciones que se desarrollarán desde hoy hasta el domingo con nuevo protagonista. Pedro Reyes sustituye a José Ángel Egido en el papel principal. El resto del reparto, formado por Antonio Vico, Jesús Cisneros y Josu Ormaetxe es el mismo que inició la gira del montaje dirigido por Celso Cleto.

Para el director, «por debajo de la risa y más allá de la sonrisa late en 'La curva de la felicidad' el rostro amargo de la vida, la realidad de la vida en pareja y el conflicto terrible de enfrentarse a la soledad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos