Detienen a cuatro integrantes de una banda que extorsionaba y amenazaba a industriales

Los acusados, de entre 28 y 40 años, exigían dinero a cambio de «dejarles trabajar tranquilos» y ofrecerles protección

EL NORTEZAMORA
Objetos intervenidos en los registros domiciliarios. / EL NORTE/
Objetos intervenidos en los registros domiciliarios. / EL NORTE

Los detenidos son dos vecinos de Benavente, J. J. J., de 28 años, y J. R. J., de 40 años, ambos de étnia gitana, y otros dos de nacionalidad búlgara, B. P. I, que reside en Benavente, y V. Y. T. N., que reside en una localidad de Valladolid, ambos de 28 años, a quienes se acusa de extorsionar a industriales de la ciudad y de la comarca y cuyas actividades empezaban a causar alarma social en algunos estamentos de la población, según informa la Guardia Civil, que ha desarticulado la banda en la llamada 'Operación banana'.

Agentes del puesto de Benavente y de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Zamora investigaban desde hace cuatro meses las actividades de este grupo, que se dedicaba a extorsionar, principal- mente, a dueños de establecimientos de hostelería. La operación se centró en primer lugar en J. J. J. y B. P. I. por su presunta implicación en las continuas amenazas y coacciones a los hosteleros «para que pagasen una cantidad de dinero a cambio de dejarles trabajar tranquilos», a la vez que les ofrecían protección y apoyo para impedir altercados en los establecimientos.

Como consecuencia de las actuaciones se pudo proceder a la detención de los cuatro sospechosos, el pasado día 5. Asimismo, y tras obtener el auto judicial, se efectuaron registros domiciliarios en viviendas de Bena- vente, cuyos ocupantes eran investigados en relación con estos hechos. En las viviendas se encontraron armas, teléfonos móviles y una máscara. Entre los efectos intervenidos están una pistola marca Interarms Alex Va, de 45 milímetros de calibre, un arma de descarga eléctrica, una pistola de aire comprimido, una navaja de grandes dimensiones y dos teléfonos móviles.

Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Guardia de Benavente, acusados de varios delitos. También se han remitido al juez las diligencias instruidas y los efectos intervenidos.

Con esta actuación la Guardia Civil considera desarticulada una de las bandas más importantes. Las investigaciones para culminar la operación se vieron dificultadas por las importantes medidas de seguridad que adoptaban los integrantes de la banda.