La IGP del lechazo de Castilla y León aspira a certificar 200.000 canales

La marca solo vende ahora con etiqueta 117.760 ejemplares, el 3% de los que se producen al año De la fuente ve el producto como «un importante arma comercial»

EL NORTEZAMORA
Una de las asistentes plantea una pregunta durante la sesión de ayer. / LUIS CALLEJA/
Una de las asistentes plantea una pregunta durante la sesión de ayer. / LUIS CALLEJA

La Indicación Geográfica Protegida del Lechazo de Castilla y León aspira a continuar el incremento de animales que comercializa y pretende llegar a calificar 200.000 canales al año en un plazo de cinco años frente a los 117.760 que calificó en el último ejercicio Así lo dieron a conocer a Efe los responsables del consejo regulador de esta IGP, que ayer presentaron un estudio estadístico del Lechazo de Castilla y León y sus perspectivas de futuro en las XXXI Jornadas Científicas que se celebran en Zamora .

Los responsables de la IGP aseguraron que no habrá problemas para alcanzar los 200.000 canales calificados al año debido a que en la actualidad la Indicación Geográfica Protegida únicamente comercializa el 3% de los lechazos producidos en la región.

Acerca de las perspectivas de futuro, el consejo regulador consideró que éste dependerá de la confianza que los ganaderos depositen en este sistema de trazabilidad y de que mantengan la pureza de sus razas de ovino para poder prestigiar el producto y obtener así un valor añadido en el precio. El director técnico del Lechazo de Castilla y León, Javier de la Fuente, auguró que en el futuro esta IGP será «un arma comercial muy importante».

Los últimos datos estadísticos de la IGP revelan que el pasado año se calificaron 117.760 cabezas, de las que 96.800 fueron aptas y 20.960 se rechazaron por no cumplir con los requisitos de calidad establecidos por el consejo regulador.

Crecimiento

En la actualidad, forman parte de la IGP 514 ganaderos de la región, 47 operadores y 20 mataderos, mientras que al comienzo de la IGP, en el año 1997, había 230 ganaderos, seis operadores y ocho mataderos.

Por meses, la mayor producción del Lechazo de Castilla y León coincide con la mayor demanda de este producto, en diciembre, marzo, mayo, abril y junio.

Estos datos se pusieron de relieve en las jornadas científicas que organiza en el campus Viriato de Zamora la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia SEOC, en las que participan 450 veterinarios y técnicos de ovino y caprino.

En la inauguración oficial de las jornadas, el director general de Producción Agropecuaria de la Junta de Castilla y León, Baudilio Fernández-Mardomingo, destacó asimismo la evolución positiva del sector ovino-caprino en los últimos doce años en Castilla y León, que ha permitido contar con unas explotaciones modernas, tanto en técnica como en genética y alimentación. Subrayó, además, la importancia del centro de selección y mejora genética del ovino de Castilla y León, que se ubica en Zamora, y al que la Junta de Castilla y León destina hasta 150.000 euros anuales para sufragar gastos de su gestión, que corre a cargo de los propios productores del sector.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos