La tasa de paro juvenil baja del 18%, un nivel desconocido desde 1978

En septiembre pueden alcanzarse los ocho millones de mujeres en el mercado laboral, casi el doble que en 1994

A. B. P.COLPISA. MADRID
Trabajadoras de la fábrica Horno de Galletas de Aguilar. / M. DE LA F./
Trabajadoras de la fábrica Horno de Galletas de Aguilar. / M. DE LA F.

La proporción de jóvenes parados se ha reducido cerca de 5 puntos en los últimos dos años y los expertos del Instituto de Estudios Superiores de Empresa (IESE) afirman que la tendencia continuará en los próximos meses hasta rebajar el 18%, algo que no ocurre desde 1978. En la Encuesta de Población Activa (EPA) para el segundo trimestre del año, la tasa de paro juvenil se situó en el 18,2%, pero las previsiones realizadas por los analistas indican que en septiembre la proporción será del 17,3% y en diciembre el registro quedará en el 17,6%.

Estos datos figuran, entre otros, en un informe trimestral de la multinacional de recursos humanos Adecco, denominado Índice Laboral de Comunidades Autónomas (ILCA) que pretende desvelar las tendencias del mercado de trabajo y advierte de la desaceleración de la creación de empleo . En marzo, el número de nuevos puestos creció un 4,9% interanual, mientras que en junio esa tasa pasó a ser un 4,2%. Los cálculos estiman que en la EPA para el tercer trimestre el aumento será del 3,7% y que en la última del año el avance se recortará hasta el 3,4%.

El estudio señala que, a pesar de la reducción en el número total de empleos creados, los jóvenes recuperarán algo de terreno frente a los adultos. Entre abril y junio, solo cinco de cada cien nuevos empleos fueron ocupados por menores de 25 años, mientras que a finales de año los analistas afirman que la moderación en la ocupación de los mayores contribuirá a elevar la proporción hasta ocho de cada cien. Los pronósticos del IESE indican que en los próximos dos trimestres el número de las nuevas colocaciones conseguidas por los jóvenes será de 23.000 en septiembre y 50.000 en diciembre. Los avances en relación a los datos del 2005 serían del 1,1% y el 2,5%, respectivamente.

Mujeres

Las previsiones indican que la desaceleración de las tasas de ocupación afectará sobre todo a los hombres. Mientras que en septiembre se espera que ellos logren incrementos del 2,6%, las mujeres podrían lograr aumentos del 5,4% y en diciembre el contraste podría ser de un 2,2% frente al 5,2%. De cumplirse los pronósticos, a finales de año habría más de 8 millones de mujeres empleadas, lo que en la práctica supone duplicar los registros de 1994.

Sin embargo, las previsiones apuntan que la brecha entre la tasa total de paro y la tasa de desempleo femenino permanecerá inamovible, al menos, hasta final de año. En la EPA de junio la tasa general fue del 8,5%, mientras que entre las mujeres ascendía hasta el 11,5%. Los cálculos de los analistas indican que en los próximos dos trimestres la tasa de desempleo femenino será del 11,1% y del 11,3%, respectivamente, lo que dejará los descensos en una y tres décimas. En el cómputo nacional se espera una reducción de dos décimas por trimestre, con lo que la relación quedará en niveles similares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos