De tapas por Alcalá de Henares

Huevos con morcilla del Índalo Tapas./
Huevos con morcilla del Índalo Tapas.

Esta ciudad con historia, cultura y gastronomía exquisita celebra cada año su Semana Cervantina en conmemoración del nacimiento de Miguel de Cervantes

GUÍA REPSOL

Alcalá de Henares celebra, como cada año, su Semana Cervantina. Coincidiendo con el nacimiento de Miguel de Cervantes, la ciudad Patrimonio de la Humanidad se engalana y organiza exposiciones, conciertos y actividades para niños. Este año, además, hay un motivo más de celebración ya que se conmemora el cuarto centenario de la publicación de la segunda parte de El Quijote. Además de esta gran fiesta literaria, Alcalá siempre cuenta con otro gran atractivo: sus tapas. Proponemos un paseo culinario a base de cañas y pequeños platos de comida (la mayoría gratuitos) que, muchas veces, incluso se escogen de una carta.

Cada fin de semana, jóvenes y no tanto se echan a la calle para buscar la mejor oferta. La encontrarán en Índalo, con una carta de 30 tapas entre las que triunfan los chipirones, la rosca de jamón y los huevos rotos. También en Maimones, que se llena hasta la bandera por las noches, lo que indica que sus clientes se han vuelto adictos a sus cazuelitas, sus roscas y sus brochetas.

En El Hidalgo, junto a la Universidad, los azulejos de Talavera alicatan las paredes que narran la vida de Cervantes y, por supuesto, la de su Quijote. Es un sitio pequeño, con pocas mesas, que se ha vuelto un imprescindible para beber una buena cerveza de grifo.

En la calle Mayor encontramos el bar más antiguo de Alcalá de Henares, Nino. Nos daremos cuenta nada más entrar, allí la tapa obligada es la de champiñones a la plancha. Si nos quedamos hambrientos, poco probable vistas las cantidades de los platos, visitaremos El Tapón. Aquí no hay hueco para la imaginación, su nombre ya lo indica todo: en este local se sirven tapas en tamaño ración.

Para redondear la visita, la ciudad organiza su Mercado Cervantino. Entre torneos medievales, pasacalles y teatros se distribuyen puestos en donde degustar todo tipo de productos. Desde dulces medievales hasta cocina típica castellana o pizzas.

Ver en: Guía Repsol