Un mes de marzo marcado por el viento

La climatología está estropeando el tramo final de campaña/San Isdro
La climatología está estropeando el tramo final de campaña / San Isdro

Nadie se libra de las inclemencias meteorológicas cuando el fin de la temporada se vislumbra ya más cercano

JUANJO GONZALOMADRID

Es la recta final y nadie se la quiere perder. Los amantes del esquí y las actividades deportivas invernales se agolpan en las estaciones cada fin de semana con la intención de disfrutar de las condiciones en una temporada en la que las precipitaciones en forma de nieve han ayudado a adquirir un gran protagonismo. Así ha sido desde el mes de diciembre -noviembre en el mejor de los casos-, en unas pistas que rebosan oro blanco.

Las buenas condiciones de sus trazados, esas que han permitido descensos por zonas totalmente cubiertas durante todo el curso, chocan ahora con una meteorología que está impidiendo que el mes de marzo se esté viviendo de manera especial. Ha ocurrido el fin de semana en muchas estaciones que se presentaban con el mejor cartel posible y del que finalmente no han podido hacer gala.

Como desde hace semanas sufren algunas del Sistema Central o la Cordillera Cantábrica. En el norte del país las dificultades han vuelto a ser notorias, impidiendo el disfrute durante los tres días del fin de semana. En León y en Asturias han visto especialmente mermada la afluencia debido al viento, teniendo que cerrar el dominio o restringirlo a las pequeñas zonas de debutantes.

La estación granadina sufre una apertura progresiva de sus pistas
La estación granadina sufre una apertura progresiva de sus pistas / Sierra Nevada

No han sido las únicas damnificadas de unos días en los que las previsiones ya anunciaban dificultades. Sierra Nevada, donde los cuatro metros que han llegado a acumular gracias a las nevadas era la mejor noticia del comienzo del mes de marzo, se mantuvo clausurada durante el sábado, cuando más fuerte pegó en las cotas más altas de Granada. Aunque se pudo completar el fin de semana con la reapertura de la estación, los andaluces apenas pudieron presentar 12 kilómetros en unas jornadas de contrariedad, en las que se viven sus mejores días.

Acostumbrado a ofrecer trayectos inacabables y condiciones con las que pocos en la Península pueden contar, tampoco el Pirineo Aragonés se libró. Las lluvias arruinaron el viaje de muchos usuarios a sus estaciones, donde uno de los grandes riesgos continúa siendo el esquí fuera de pista debido al riesgo de aludes.

El viento fue uno de los grandes problemas del fin de semana en Candanchú
El viento fue uno de los grandes problemas del fin de semana en Candanchú / Candanchú

Astún fue una de las que mejor sorteó ese mal tiempo, con la apertura de 40 kilómetros, tanto sábado como domingo, de nieve húmeda. Un mal que en Candanchú afectó de manera especial el sábado, con un fuerte viento que no permitió abrir más allá de 7,5 kilómetros esquiables.

La complicada situación con la que se afronta este tramo definitivo de curso impide mostrar su mejor cara a las estaciones, cuyas instalaciones presentan las mejores condiciones posibles en este mes de marzo.

 

Fotos

Vídeos