Repartir la tajada a las cuadrillas

1Es el momento de repartir la carne entre los vecinos de la capital. Por la mañana, cada soriano acudirá a su respectiva cuadrilla, donde recogerá la tajada en crudo de toro, la cual, en la mayoría de los casos, será cocinada para la merienda del Lunes de Bailas. Por la tarde comienza, en cada cuadrilla, la subasta de las piezas de carne de toro y de las botas de vino, pintadas por los colaboradores más artísticos. Desde los cuernos y el rabo, hasta las tajadas más suculentas, las piezas pasarán a manos del mejor postor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos