UGT de Ávila acusa a la Junta de infringir nueve normas por el concierto de Sting

SONIA ANDRINOÁVILA

La Federación de Servicios públicos de UGT de Ávila considera que la Junta infringe nueve normas medioambientales con la celebración del concierto de Sting en la finca denominada 'El Valdío', de la Sociedad La Solana. El responsable de Medio Ambiente, Javier Villa, insistió ayer en que se están practicando cerramientos de más de tres kilómetros en la finca donde se celebrará el concierto y que se están hormigonando zonas de la vía pecuaria. «En el entorno más próximo hay repoblaciones de pino silvestre de unos cincuenta años y un pinar centenario», explicó Javier Villa.

Estos son los datos recogidos en un informe realizado por el sindicato, en el que denuncian además que «para poner el escenario y sus accesorios se levantará una zona de pradera bastante extensa». Según el sindicato, tampoco se ha evaluado la emisión de ruidos y afirman que la Junta promueve ilegalidades.

Según Javier Villa, «el Decreto 36/1995 impide la acampada libre en el Parque Regional de Gredos, pero la Junta hace caso omiso a dicha normativa e incita a los 12.000 asistentes previstos para el concierto a acampar en esta zona protegida y a aparcar sus vehículos». También «incumple» el Gobierno la Ley de Prevención Ambiental, a juicio de la FSP-UGT, al «permitir emisiones de ruidos en este parque superiores a las permitidas», pues «el máximo establecido son 70 decibelios».