El PP volvería a lograr mayoría absoluta si hubiera elecciones autonómicas ahora

El 33,8% de los ciudadanos darían su voto a los populares, frente al 26,6% que optarían por el PSOE

E. GARCÍA DE CASTROVALLADOLID

Un resultado sin sorpresas. Eso es lo que arrojaría el escrutinio si se celebrasen elecciones autonómicas en este momento, de acuerdo con la última oleada del Barómetro Sociopolítico que elabora periódicamente Telecyl por encargo de EL NORTE DE CASTILLA. A juzgar por las respuestas de los 820 mayores de 18 años encuestados en la región, el PP conseguiría el 33,8% de los sufragios, un porcentaje ligeramente superior al 32,9% que le dio la mayoría absoluta en mayo del 2003.

La comparación de ese dato con la intención de voto registrada en otras entregas del sondeo revela que el apoyo a los populares se ha mantenido prácticamente invariable en los últimos dos años. En mayo del 2004 consiguieron el respaldo del 29,3% de los electores, la cifra más baja del bienio analizado, que subió hasta el 32,1% en noviembre de ese año, el 32,4% en mayo del ejercicio siguiente y el 33,9% en noviembre del 2005.

En el caso del principal partido de la oposición, el PSOE, la recuperación es clara en comparación con las estadísticas del pasado otoño. Si entonces le concedían su respaldo el 22,1% de los mayores de 18 años de Castilla y León ahora son el 26,6% del total, cantidad que se acerca mucho al 25,9% que lograron en los últimos comicios regionales. Esto sitúa a la formación que dirige Ángel Villalba en niveles similares a los de noviembre del 2004 (27,6%) y mayo del 2005 (25,4%), pero aún lejos de los que se constataban hace ahora justo dos años (30,5%).

La proporción de entrevistados que prefieren no contestar a la pregunta ha ido disminuyendo gradualmente y, a la vista del conjunto de la encuesta, todo indica que una parte de ese voto oculto ha ido a parar precisamente a los socialistas. El grueso, sin embargo, lo capta Izquierda Unida. La coalición solo tenía la confianza potencial del 0,9% de los electores en noviembre del 2005, una proporción que se incrementó hasta el 2,3% entre los pasados 11 y 20 de mayo, las fechas en las que Telecyl hizo el trabajo de campo.

Pese a este ascenso, IU seguiría sin disponer de los sufragios suficientes para gozar de representación parlamentaria. De hecho el porcentaje de votos que le atribuye el Barómetro es inferior al que logró en las elecciones de mayo del 2003 (2,8%), que por primera vez dejaron al partido que lidera José María González fuera de las Cortes, donde en la legislatura anterior había tenido un procurador.

Malos tiempos para UPL

El futuro es todavía menos halagüeño para la Unión del Pueblo Leonés (UPL). Aunque pasa del 0,4% de intención de voto del pasado otoño al 0,8% actual, sigue a mucha distancia del 2,2% que tuvo a su favor en la convocatoria electoral de hace tres años, que le permitió sentar a dos representantes en el Parlamento autonómico.

El origen de esta pérdida de apoyo es sin duda la escisión del partido en dos partes, la oficial -encabezada por el secretario general, Joaquín Otero- y la que lidera el que fuera el fundador de la formación, José María Rodríguez de Francisco, que ha creado una nueva. Este último, concejal del Ayuntamiento de León, abandonó la disciplina de UPL para apoyar una moción de censura del PP que arrebató el Consistorio al PSOE el 22 de noviembre del 2004.

Con todo, el partido peor parado es Tierra Comunera, que ni siguiera aparece entre las preferencias de los electores. De ellos, el 10,9% afirma que no acudirá a las urnas, mientras que otro 10,5% lo hará para apoyar opciones distintas de las mencionadas o bien para depositar un folio en blanco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos