El Gobierno completará la plantilla de la Guardia Civil antes de agostoEl patrimonio de La Granja tendrá una vigilancia específica

El delegado en Castilla y León, Miguel Alejo, anuncia mejoras en las instalaciones que posee la Benemérita en la localidad de La Granja

C. B. E. C. B. E.SEGOVIA<br><br>SEGOVIA

La seguridad ciudadana se ha convertido durante los últimos tiempos en un objeto arrojadizo entre políticos de distinto signo, en una especie de 'boomerang' que va y viene según conviene a quien lo tire. El caso es que entre disputas sobre si hay más o menos vigilancia en las calles de una ciudad, en los barrios, en las carreteras o en los pueblos, el Ejecutivo socialista de Rodríguez Zapatero ha asumido un reto, tal y como recordó ayer el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo.

Ese desafío consiste en completar el catálogo de policías nacionales y de guardias civiles a lo largo de esta misma legislatura. Es decir, que todas las comisarías y comandancias cubrirán al 100% sus vacantes en cerca de dos años.

Este compromiso conlleva un par de conclusiones. Una es que efectivamente hay un déficit de plantilla dentro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, como viene denunciando la oposición. La otra es que la situación de carencias no es nueva, sino que se trata de algo «heredado» de anteriores ejecutivos populares, como recordó Alejo.

Déficit cercano al 11%

El delegado anunció, durante su visita ayer a varios municipios segovianos, que «en agosto estarán las plantillas de la Guardia Civil de Segovia al 100%». En aproximadamente dos meses se ocuparán todas las plazas que aguardan un destinatario dentro de la Benemérita segoviana.

El ámbito de actuación de este Cuerpo de Seguridad suele ser la provincia, y no tanto la propia capital, donde la Policía Nacional ejerce su control.

El aumento de efectivos vendrá a suplir el déficit existente en la actualidad, y que se sitúa en cerca de un 11%, aunque esta carencia es matizable. Y es que pueden darse algunos casos concretos, como que haya agentes que se desplacen durante el verano a algún destino diferente. La mayoría de la plantilla de seguridad, compuesta por aproximadamente medio millar de efectivos, es flotante. Esta es la razón por la que, en la actualidad, existan alrededor de setenta puestos vacantes.

El número idóneo de guardias civiles adscritos a la Comandancia segoviana rondaría los seiscientos. En 1996 eran 657 agentes los que prestaban servicio en los cuarteles repartidos por la provincia, como se plasmó en una respuesta parlamentaria.

Mejoras en instalaciones

Miguel Alejo acusó al Partido Popular de haber «frenado la incorporación de agentes» mientras estuvo en el poder. El delegado del Gobierno todavía fue más allá. El bienestar de los agentes es uno de sus objetivos más próximos. En este sentido, se comprometió a que «se mejorarán las condiciones de vida de los agentes». Una de las maneras de hacerlo será el acondicionamiento de instalaciones para hacerlas más habitables, como en el caso de la Casa Cuartel de la Granja. El delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, aprovechó su visita ayer a la provincia de Segovia para anunciar que ha dado instrucciones para la redacción de «un convenio específico» con el Ayuntamiento de San Ildefonso y Patrimonio para proteger y preservar la riqueza cultural y natural de este municipio.

El plan contemplará las peculiaridades patrimoniales que posee la población, añadió el representante gubernativo. Para ello, se pondrán en común las medidas de vigilancia y los lugares que serán objeto de ellas.

Ante la posibilidad planteada por las Ciudades Patrimonio de la Humanidad de instalar videocámaras en las calles, el delegado del Gobierno no descartó esta idea para Segovia, aunque siempre dentro de la legalidad.