Camareros de la Asistida contestan a la gerente de Servicios Sociales con una pitada

C. B. E.SEGOVIA

La plantilla de camareros de la Residencia Asistida ha vuelto a concentrarse en reivindicación de más personal para afrontar las tareas diarias, ya que, en la actualidad, sus empleados sufren sobrecarga de trabajo, se quejan integrantes de este colectivo.

La protesta de ayer sirvió también para contestar con una pitada a las críticas proferidas por la gerente territorial de Servicios Sociales, Mari Paz Plaza. Ésta les instó a protestar menos y trabajar más. La plantilla responde a estas acusaciones y apremian para que la Gerencia estudie la situación, aunque «las soluciones se quedan reducidas a promesas insustentadas», lamentan