El impacto de una cigüeña obliga a aterrizar a un helicóptero que llevaba un neonato

La "pericia del piloto" hizo posible que el aparato pudiera aterrizar, tras el estallido del cristal delantero

EFE | ÁVILA

El impacto de una cigüeña contra el cristal frontal de un helicóptero medicalizado ha obligado a efectuar un aterrizaje de emergencia al aparato, en el que viajaban un neonato, una enfermera y el piloto, sin que ninguno de los tres sufriera lesiones graves, informaron fuentes de la Junta de Castilla y León.

El helicóptero del Servicio de Sanidad de Castilla y León (Sacyl), con base en Salamanca, aterrizó en concreto cerca de Orbita, localidad abulense situada a 42 kilómetros al norte de la capital, junto a la A-6 (Madrid-La Coruña), informaron fuentes de la Junta de Castilla y León en nota de prensa.

La "pericia del piloto" hizo posible que el aparato pudiera aterrizar, tras el estallido del cristal delantero, sin que, al parecer, ninguno de los tres ocupantes del helicóptero sufriera lesiones graves. El piloto, la enfermera y el neonato que se trasladaban en el helicóptero realizaban un vuelo entre el Complejo Asistencial de Segovia y el Hospital Clínico Universitario de Salamanca.

Tras conocer el accidente, la Junta de Castilla y León movilizó "rápidamente" otro helicóptero medicalizado y el niño, atendido en todo momento por los servicios sanitarios, pudo ser trasladado a Salamanca "sin mayores problemas". El piloto y la enfermera fueron atendidos de diversas erosiones en el Hospital Comarcal de Medina del Campo (Valladolid), donde ya han recibido el alta médica.

Fotos

Vídeos