Sting actuará en Gredos fuera de la zona restringida del Parque

El alcalde abulense de Hoyos recuerda a CC. OO. que la finca es una pradera ajena a la protección especial de aves

SONIA QUINTANAVALLADOLID

Tras el comunicado emitido ayer por la Unión Sindical de Comisiones Obreras de Ávila en el que se opone a la celebración del concierto de Sting el próximo 1 de julio, en la Finca La Solana, situada en el entorno del Parque Regional de la Sierra de Gredos (Ávila), el alcalde del municipio de Hoyos del Espino, término donde se encuentra la citada finca, el popular Antonio Veneros, aseguró rotundamente ayer que «no se va a estropear nada».

Según explicó el edil, ante la exigencia del sindicato de que la Junta de Castilla y León, organizadora del evento, «renuncie a perpetrar un ataque al medio ambiente», «la finca La Solana es una pradera aprovechada para el pasto de ganado caballar y vacuno, sin ningún tipo de protección especial». La Solana está ubicada en el kilómetro 3 de la carretera que une Hoyos del Espino con la Plataforma de Gredos. La finca tiene una superficie de 250 hectáreas, propiedad pro-indiviso de 187 de los 449 vecinos de Hoyos del Espino, «de los cuales el 98% ha dado su apoyo a la celebración del concierto de Sting el próximo 1 de julio», recordó Veneros.

Siete aparcamientos

Para la celebración de este concierto, enmarcado en el programa 'Músicos en la Naturaleza' de la Fundación Patrimonio Natural, se utilizarán 3,5 hectáreas, de las que 1,5 albergarán el escenario y los los 10.000 espectadores. La Consejería de Medio Ambiente garantizó, en la presentación oficial del acto, que cada una de las fases del proyecto (desde el propio diseño a su financiación) transcurrirá sin deterioro ambiental alguno. Fuentes próximas a la organización confirmaron ayer que la Junta de Castilla y León encargó hace varios meses un estudio de impacto medioambiental a una empresa ajena, «y cuenta con todas las bendiciones», algo con lo que no está de acuerdo el sindicato abulense.

El secretario de Medio Ambiente de CC. OO. de Ávila, Carlos Tomás Rodríguez, aseguró ayer que «próximamente presentarán una queja ante la Dirección General de Medio Ambiente de la Unión Europea» porque la finca La Solana se encuentra «dentro de la Zona Especial de Protección de Aves».

Aunque la Consejería de Medio Ambiente presentará próximamente todos los detalles, ayer se adelantó que habilitará siete zonas de aparcamiento: los asistentes deberán andar 1,5 kilómetros desde donde se dejen los coches hasta el lugar donde se ubicará el espectáculo. «Se va a cortar toda la carretera», recalcó el alcalde del municipio.