Uminsa demanda 500 hectáreas de desmontes para colocar a los parados

La empresa minera entrega el proyecto al Ayuntamiento, un documento que ya está en poder de más de treinta instituciones y organizaciones de la comarca Las excavaciones a cielo abierto, propuestas para un periodo entre 20 y 25 años, supondrían el 8,6% de las 6.200 hectáreas de todo el término municipal

ISABEL CALLEPALENCIA

La empresa Unión Minera del Norte (Uminsa), propietaria de la práctica totalidad de la cuenca palentina, dio ayer un paso más en sus anunciadas pretensiones de ofrecer en torno a un millar de de empleos a los jóvenes de Guardo cambio de los desmontes y presentó su proyecto minero en el Ayuntamiento guardense.

El informe, compuesto de un documento técnico y de una memoria explicativa de las intenciones de la empresa, se encuentra también en poder de más de una treintena de destinatarios, entre instituciones públicas, partidos políticos, asociaciones, sindicatos y particulares, que lo han ido recibiendo en las últimas semanas de acuerdo con los planteamientos de Uminsa de crear un gran debate social, «para eliminar recelos y acabar con la imagen de incumplidores que se nos atribuye», señalaron ayer fuentes de la compañía minera. «Este proyecto demuestra que queremos hacer las cosas bien, sin prisas; y de una manera razonable y seria», añadieron.

Monte público

En síntesis, el proyecto desvela varios datos que permiten vislumbrar más los ambiciosos planteamientos de Uminsa, como la gran extensión del pretendido desmonte. 500 hectáreas de terreno, distribuidos en once sectores, de los que la mayor parte corresponde a monte de utilidad pública, y en una menor proporción a fincas particulares. Este área de explotación supone el 8, 6% del terreno total del término de Guardo, que abarca una superficie de 6.200 hectáreas. «El área de explotación no comprende ninguna zona de protección de características especiales», se señala en el informe, que ayer se entregó en las dependencias de la Casa Consistorial.

Por el documento técnico difunnido se conoce también que la mitad del terreno elegido por la sociedad minera que preside el empresario leonés Victorino Alonso para solicitar los desmontes corresponde a la zona de Muñeca de la Peña. Una vez presentado este documento, la empresa espera que todos los destinatarios «lo estudien y lo valoren detenidamente».

Por ello, Uminsa todavía no se ha marcado plazos para dar el segundo paso, que estaría centrado en formular las solicitudes de los permisos necesarios para poder operar a cielo abierto. Sin embargo, entre los planes que maneja la empresa sí figura la posibilidad de que, de contar con las preceptivas autorizaciones, los trabajos puedan iniciarse en el transcurso de un año, según mantienen las mismas fuentes.