El joven rumano acusado de intento de homicidio en Francia asestó varias puñaladas a su víctima

EL NORTEPALENCIA

El súbdito rumano de 27 años detenido el pasado jueves en la capital palentina tras infundir sospechas a los agentes con su conducta y comprobarse después en la Comisaría la orden de detención y entrega contra él solicitada por Francia por un delito de tentativa de homicidio de un ciudadano francés huyó del país vecino tras asestar numerosas puñaladas a su víctima, aún en estado grave. De la violencia empleada en el suceso dan fe las lesiones contusas que el joven rumano, I. L. T., presentaba en los nudillos de las manos, que estaban cubiertos de esparadrapo, y los restos de sangre encontrados en las prendas que vestía y en el calzado.

Sobre el súbdito rumano, para el que la justicia francesa pide una pena máxima de 30 años de privación de libertad, pesa otra condena de ocho años en su país por tentativa de homicidio.

Cuando fue detenido, I. L. T,. al que se le ha imputado estancia irregular en España al carecer de título de viaje o pasaporte válido, acababa de llegar a Palencia en un tren desde Vitoria, tras haber sido obligado a apearse al no llevar billete. La Policía ha puesto a disposición de la Audiencia Nacional al detenido para su extradición.