El mal tiempo impide la comunicación a la expedición del Dhaulagiri

EL NORTEPALENCIA

El flujo de noticias que llegaban desde el Dhaulagiri se ha cortado debido a un temporal y las alarmas han comenzado a saltar. Afortunadamente, parece ser que todo se debe al mal tiempo y no hay nada más que lamentar que el intento fallido de Tente Lagunilla y Villán, que intentaron hacer cima el jueves y no pudieron por las malas condiciones meteorológicas.

Las noticias desde el campo base palentino han dejado de fluir, pero según el campo base holandés, la expedición española se encuentra descansando del esfuerzo realizado anteayer y en las jornadas anteriores.

La falta de luz solar por el empeoramiento del tiempo ha podido ser la causante de que las baterías se descarguen y por eso los palentinos no se pueden comunicar con nadie, por lo que de momento no hay que lamentar daños ni humanos ni materiales.

Aún se sigue sin conocer si la expedición volverá a intentar hacer cumbre, pero lo más probable es que esa opción se desestime, ya que el tiempo empeora y apenas les quedan unos días para regresar a España.

Consigan o no hacer cumbre, esta aventura ha sido toda una experiencia para todos los miembros de la expedición, que han trabajado mucho para llegar a lo más alto del Dhaulagiri, pero que de momento no han podido coronar el coloso, que hasta la fecha ha ganado la partida a unos montañeros que tendrán mucho que contar a su llegada a Palencia, que no se demorará mucho en el tiempo.