Consumado el derribo del monasterio de Santa María de Las Tiendas

Ladrillos, tejas y maderas han sido recuperados para usarse como material de construcción

J. S.PALENCIA

El derribo del monasterio de Santa María de las Tiendas en Calzadilla de la Cueza es un hecho. Esta construcción eclesiástica, que se encontraba en manos privadas, estaba en estado de ruina desde hacía años, por lo que sus propietarios decidieron demolerla. Las obras se iniciaron hace algo más de dos meses y se han prolongado a lo largo de unos treinta días, durante los cuales se ha prestado especial atención en recuperar las piezas que pudiesen servir como material de construcción. Así, ladrillos, piedras, adobes, tejas o maderas han sido cuidadosamente embalados en palés y trasladados en furgonetas, según señaló ayer una vecina del pueblo.

El monasterio de Santa María de Las Tiendas fue erigido en el siglo X por la Orden de Santiago y pasó a manos privadas en 1855 con la desamortización de Mendizábal. El penúltimo propietario fue un abogado residente en Valladolid, que trató de rehabilitar el monasterio para emplearlo como casa de peregrinos, aunque la idea no llegó a fraguar y decidió demoler el edificio.

El procurador socialista José María Crespo presentó el pasado año una proposición no de ley instando a la Junta a la compra del monasterio, aunque esta propuesta fue rechazada en las Cortes por el PP, que alegó que la Junta no permite actuar en inmuebles que no sean de utilidad pública.

Anteriormente, el grupo socialista en la Diputación había presentado en el 2004 una moción para que la institución arreglase el monasterio. Esta moción también fue rechazada por el PP.